“The Gate” es el primer tema de adelanto de “Utopia”, el nuevo disco de Björk… También es una verdadera maravilla con un videoclip francamente alucinante.

 

Björk ha hecho muchas promesas al respecto de esa “Utopia” (One Little Indian, 2017) que se publicará oficialmente el próximo mes de noviembre… La primera de ellas aseguraba que su nuevo trabajo se alejaría de la opacidad emocional que tanto nos hizo sufrir (a la vez que nos dejó noqueados de puro amor) en su anterior y magnánimo “Vulnicura” (One Little Indian, 2015): si aquel fue una bajada a los infiernos, este debería ser una subida hacia el cielo. No lo decimos nosotros, lo dijo ella misma. Igual que también dijo que “Utopia” va a ser algo así como su disco de Tinder. ¿Qué esperar, entonces?

Pues, mirad, no sabíamos qué esperar hasta que la semana pasada Björk hizo público “The Gate“, primer single extraído de su próximo álbum y que, sinceramente, tiene todas las papeletas para romperte el corazón. La canción apela al gusto de la islandesa por el minimalismo sonoro de la era de “Medúlla” (Elektra, 2004) pero con la intensidad visceral de “Vulnicura” (también con la marca de la casa de Arca en la producción)… Así que nuestro consejo es que desconectéis del mundo exterior durante seis minutos para dejaros envolver por esta joya en la que prima la voz de Björk y en la que las ráfagas de sonido son más cantos de ballena en la distancia que van estructurándose para llegar a un pico de intensidad desgarradoramente sentimental.

Una verdadera maravilla que, ahora, además, se engrandece más todavía con un videoclip dirigido por Andrew Thomas Huang (responsable de gran parte de la fardada visual de “Vulnicura“) en el que Björk luce un vestido diseñado para la ocasión por el mismísimo Alessandro Michele de Gucci. Una odisea post-digital en la que la artista danza y copula con aliteraciones de sí misma en un mundo puramente virtual. El propio Huang ha publicado una declaración al respecto en Nowness: “Esto es un primer vistazo a la utopía de Björk. La puerta está dentro de la herida de “Vulnicura“, que ahora aparece transformada en un portal prismático canalizado entre el pecho de dos amantes. No amantes en un sentido romántico cotidiano, sino de una forma cosmológica. Como una carretera hacia el nuevo disco de Björk, “The Gate” es una declaración de esperanza cantada por una mujer reflejada y reformada en un nuevo ser“.

Palabras, palabras, palabras… Cuando, al final, nuestro consejo es que te dejes de palabras, le des al play y goces con la exuberancia micrométrica de uno de los temas más bellos que vamos a escuchar en este año 2017. Y ya.

Más información en la web de Björk.

 

No Hay Más Artículos