Anthony Vaccarello tenía pendiente pasar la reválida como director creativo de Saint Laurent… ¿Lo ha conseguido con su segunda colección?

 

No puede existir mayor putada para un diseñador a día de hoy que tener que llenar los zapatos dejados atrás por alguien de la talla de Hedi Slimane. Que, a ver, al Papa lo que es del Papa, y hay que reconocer que también hay muchos que siempre dijeron y que siguen manteniendo a día de hoy que lo de Slimane siempre ha sido una máquina de vender humo más que otra cosa. Pero, sea como sea, su estadía al frente de la dirección creativa de Saint Laurent fue una de las más mediáticas ever… y hay está el putadón máximo para alguien como Anthony Vaccarello, que hace seis meses presentó su primera colección al frente de la maison y dejó a todo el mundo dividido, pero sin grandes pasiones.

Aquella falta de pasión, sin embargo, podía justificarse a sí misma en el hecho de que, al fin y al cabo, nos encontrábamos ante la primera toma de contacto de Vaccarello con el mundo Saint Laurent. Y, aun así, es de recibo admitir que en aquella propuesta supo engarzar sutilmente el imaginario del diseñador en la propia tradición de Yves, especialmente en el uso del cuero y el negro remitiendo siempre a una nocturnidad ochentera puramente hedonista. (Si no recuerdas todo aquel tinglado, siempre puedes recuperarlo en este otro artículo que le dedicamos en su momento.)

Y entonces llegamos al presente, a la ineludible reválida que Vaccarello debía superar como director creativo de Saint Laurent y que, de hecho, acaba de superar… incluso con nota. La nueva colección, presentada en el cuartel general de la firma (en reconstrucción), situado en el 37 de la Rue de Bellechasse (en la mítica Rive Gauche de París), ha conseguido sublimar parte de las ideas apuntaladas hace una temporada y llevarlas a un nuevo nivel de sofisticación y elocuencia sin perder de vista el legado de Yves Saint Laurent.

Los 106 looks de la colección (14 de ellos de hombre) se estructuran en dos mangas diferenciadas en día y noche. Curiosamente, si Vaccarello apostó por el cuero como algo nocturno en su anterior propuesta, esta vez el cuero (en negro, pero también en su variante marrón) pasa a ser algo diurno en combinaciones fascinantes con otros materiales como el borrego, el ante o la lana. La noche, sin embargo, está poblada de fascinante brillantería y piezas de cristales que remiten a la era del disco pero en una versión mucho más orgánica.

Entonces, ¿ha pasado Anthony Vaccarello la reválida de su segunda propuesta para Saint Laurent? Nosotros decimos que sí. De hecho, también decimos que es una de las colecciones más interesantes presentadas esta temporada. Pero a lo mejor tú opinas lo contrario, ¿no? [Más información en la web de Saint Laurent]

 

No Hay Más Artículos