Esta es la pinta (de pija venida a más) de la primera colección que Alexa Chung lanza en su vida

Esta es la primera colección de Alexa Chung… Y una cosa te decimos: tiene una pinta de pija venida a más que echa muy (pero que muy) para atrás.

 

¿Te acuerdas de cuando Alexa Chung molaba? Esta es la pregunta que hace semanas que nos hacemos en nuestra sección Up&Down a tenor de que las últimas apariciones y acciones de la it girl por excelencia no es que rocen la frontera con el aburrimiento… Es que la superan con creces. Que, a ver, estamos siendo un poquito exagerados y hay que reconocer que Alexa sigue molando. Pero nadie nos podrá negar que la niña está un poquito estancadita y que necesita urgentemente un tratamiento de electroshock. De hecho, no es descabellado pensar que la misma Chung vive un poco colgada de esta sensación.

Y si decimos que no es descabellado pensar tal cosa es precisamente porque ella misma lo confirma en la nota de prensa que se ha lanzado para presentar al mundo la primera colección de Alexa Chung: “Llevo mucho tiempo dándole vueltas a empezar con mi propio negocio y por fin siento que es el momento adecuado. Me encanta crear prendas y soñar con nuevas combinaciones y, aunque sé que es un riesgo, tenía demasiada curiosidad por probarlo como para no intentar cumplir este sueño“. Ahora bien, por muchas ganas que tuviera Alexa, hay que reconocer una cosa: la colección en sí es un poco bluff.

Será, al fin y al cabo, que a todo este tinglado le falta básicamente el #WOWfactor que acompañó a Chung en sus inicios y que cada vez es más raro de encontrar en su carrera. Para sorpresa de nadie, la colección tiene un rollo plenamente reconocible como londinense (por mucho que Alexa ya haga bastante tiempo que no vive en UK)… El problema es que es un rollo ultra-clásico y cero arriesgado. De hecho, incluso es un estilo que toca demasiados palos pero que, finalmente, no profundiza en ninguno con un mínimo de elocuencia.

Y ni que decir tiene que los precios de las prendas de la primera colección de Alexa Chung son, básicamente, prohibitivos. A lo que nosotros nos preguntamos: ¿por qué la gente se toma fatal los precios de, por ejemplo, Vetements pero este tipo de mamarrachadas de pija venida a más les parece fetén? [Más información en la web de Alexa Chung]

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend