¿DE DÓNDE SALE? Se la escuchó casi por primera vez poniendo voz a un temarraco de SBTRKT (“Right Thing To Do“): un rollo que, a priori, podría estar a años luz de lo que hace. Pero no, Jessie ya tenía claro desde el principio que no se iba a quedar en los lindes del pop comercial a los que fácilmente podría amarrarla su portentosa voz, por eso no ha escatimado colaboraciones con luminarias de esos que llaman “post-dubstep” y por eso adquiere sentido que fuera uno de los muchos goteos radiofónicos de Rinse FM, emisora tan dada a alumbrar futuros bombazos y que tantas alegrías nos ha dado.

NOS TIENE TO LOCOS PORQUE… ¿R&B y soul ochentero mezclado con gotas pringosas de dubstep y grime y una señora blanca que canta como si fuera negra y con aires de protagonista de videoclip de Prince cuando era Prince? Dos quilos, por favor. Pero no solo eso: Jessie nos tiene loquísimos porque a nosotros nos gustan los caramelos envueltos en un papel que brille, y sólo hace falta verla en el vídeo del single “Running” con ese moño con donut postizo que corona su cabeza para caer rendidos a sus pies. Y si en “Running” se escurre como una Paula Abdul en celo, en “Strangest Feeling” araña la pista de baile con las uñas bien pintadas y limadas al máximo.

PREDICCIÓN DE FUTURO. Jessie tiene talento a cascoporro (sólo hace falta ver la versatilidad de su voz y de sus canciones para ver que no le tiene miedo a nada). Si Katy B suavizó el dubstep hasta convertirlo en pop, Jessie lo recubre de terciopelo y le da una dimensión mucho más sensual totalmente inédita. Si hay algún diseñador listo (¿hola, Karl?), la apadrinará para alguno de sus desfiles y la convertirá en ídola de modernas y bloggers sedientos de algo nuevo, diferente y muy moderno. Se dice, se rumorea, que Drake participará en un corte de su inminente primer largo. Si es así, sin duda lo petará.

DOS Y DOS SUMAN CINCO. Sade + Prince and the Revolution + Kenny G (si molara) + Katy B con un hervor = Jessie Ware

MÁS EN SU… Soundcloud y su Facebook.

MIRA. “Running

No Hay Más Artículos