arcade-fire-afterlife

Tú y yo lo sabíamos: “Afterlife” estaba destinado a ser el temazo definitivo del nuevo disco de Arcade Fire, ese Reflektor (Merge, 2013) al que todavía le estamos dando vueltas para decidir si ha sido un patinazo, si más bien es un grower o sí los fanáticos tenían razón desde el principio y es lo más grande que ha parido madre. Todavía no hay conclusiones claras a ese respecto, pero lo que sí que parece ser un sentir generalizado es que “Afterlife” es el nuevo killer destinado a vapulear a las masas en los conciertos de la banda canadiense… Así las cosas, muchos ya se quedaron tranquilos cuando Spike Jonze dirigió un video en directo para esta canción durante los pasados YouTube Music Awards. Pero resulta que Arcade Fire siempre hacen lo que les sale de la pepitilla y ahora nos han dejado totalmente sorprendidos al destaparse con un video “oficial” dirigido ni más ni menos que por Emily Kai Bock, responsable de maravillas como el “Oblivion” de Grimes o el “Yet Again” de Grizzly Bear.

En esta ocasión, la directora ha optado por alejarse del rollo haitiano que parece embargar a todo el disco de Arcade Fire y se planta directamente en la mesa de una familia latina en la que, evidentemente, falta la madre. A partir de ahí, todos se quedarán dormidos para ver cómo, en sus sueños, los tres miembros restantes de la familia (padre, hijo mayor e hijo pequeño) acaban reencontrándose con ese ser querido ausente al que parece referenciar el “Afterlife” del título de la canción. Todo, al fin y al cabo, es una excusa magnífica para que Kai Bock se desmadre con cuatro estilos diferentes (el más epatante es el blanco y negro de los sueños del padre) que se van entrelazando con absoluta maestría. Si ya teníamos claro “Afterlife” era la canción de “Reflektor”, ahora ya no hay duda alguna.

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend