Neds” lo tiene todo para encandilar al mismo público que acabó por adorar cintas como “This is England” o “Son of Rambow“. La primera pista debería proporcionarla ese título que, no, no se refiere a una pandilla de macarras que, casualidades de la vida, se llaman todos Ned. “Neds” son precisamente aquellos “No Educados y Delincuentes” que, en el caso de la película que nos ocupa, atestaban las calles del Glasgow de 1973. Esta puede parecer la típica historia de niño bueno que al final se rinde ante el entorno definido por una profusión de violencia seductora y por las pocas expectativas que el resto del mundo parece tener hacia él… Sin embargo, todo apunta a que Peter Mullan ha sido capaz de reformular la receta para cocinar un pastel capaz de hacer que se te caigan los dientes a pedazitos. Y no precisamente por su dulzura, sino por su dureza.

Supongo que lo normal sería destacar aquí el estreno de “Biutiful“, pero lo cierto es que Alejandro González Iñárritu siempre me ha parecido un director demasiado tramposo y Javier Bardem un actor con pericia para hacer que sus personajes destaquen por dos o tres rasgos espectaculares pero cero profundidad de campo. Además, las críticas negativas que le están lloviendo a la cinta me parecen mucho más creíbles que los habituales aplausos… Así que antes me iría a ver “Las Crónicas de Narnia: La Travesía del Viajero del Alba“, que por lo menos no parece tener más pretensiones que hacer pasar un buen rato al espectador. O, si no, otras opciones pueden ser la romeoyjulietesca “3 Metros Sobre el Cielo” o la cinta de animación “Megamind“, que viene avalado por las voces de Brad Pitt, Tina Fey, Jonah Hill y Ben Stiller… Todo esto, la verdad, pinta mucho más “biutiful” que “Biutiful”.

[Raül De Tena]

No Hay Más Artículos