zephir-bones

Verano, Echo & The Bunnymen, espontaneidad e infinitas cantidades de cerveza barata… De esta suma surge nuestro nuevo WhatsHype!?: The Zephyr Bones.

 

¿DE DÓNDE SALEN? La historia de The Zephyr Bones parece sacada de una película de colores brillantes y delicada banda sonora sobre crecer y cumplir tus sueños que invaden cada día más nuestras pantallas. La diferencia es que esto no es una película, sino una historia llena de duro trabajo y ambición. Brian (guitarra y voz) y Jossip (guitarra, voz y synth) se conocieron muy jóvenes en Chile, su país natal, y su amistad siempre estuvo marcada por la música: juntos escuchaban a los Zombies o a The Stoogies, componían canciones y soñaban con poder vivir de la música. Al cumplir la mayoría de edad, Brian vino a vivir a Barcelona y, tras un año, volvió a Chile a por Jossip bajo el lema de “¡vas a venir Barcelona y vamos a formar una banda!“. En un principio, crearon un grupo que no terminó de funcionar, pero del que editaron unas canciones que más tarde, con la ayuda de su amigo Nico (bajo), consiguieron materializar en lo que ahora son The Zephyr Bones. Durante un proceso que duró casi un año, Jossip y Brian se encargaron de retomar, corregir y hacer madurar esos primeros frutos musicales de su adolescencia y grabar un EP de manera totalmente artesanal y casera. Tenían las canciones, tenían el bajo, tenían las ganas de ser escuchados: ahora sólo faltaba un batería. Así que, con un toque inocente y noventero, los chicos se dedicaron a empapelar toda la ciudad con carteles de “se busca batería“. Por una casualidad del destino, Toni (batería de Tartana y voz y guitarra de Pane) contestó a la llamada divina: el grupo ya estaba completo.

NOS TIENEN TÓ LOCOS PORQUE… The Zephyr Bones se definen a sí mismos como un grupo beach wave, pero la verdad es que quizás lo que más nos guste de ellos sea la armoniosa mezcla de estilos e influencias que emana de su sonido. Los característicos reverbs y loops de la psicodelia crean una ambientación ensoñadora que coge suavemente de la mano tus sentidos y los transporta a alguna playa lejana y luminosa, pero los sintetizadores típicos del post-punk se encargan de dejar toda pomposidad y recargamiento atrás. Y, sin embargo, de su EP brota un espíritu de lo más garajero: por suerte, un espíritu que olvida totalmente la pesada insustancialidad de ritmos rápidos y letras vacías en la que suele caer el garaje nacional pero que conserva ese instinto intrínseco de la necesidad de expresarse sin importar el resultado. La diferencia es que, en el caso de The Zephyr Bones, el resultado parece haber sido milimétricamente construido para crear un efecto determinado: aquella sensación de inocencia, verano y despreocupación. Su único EP hasta la fecha, “Wishes / Fishes” (autoeditado, 2014) es un viaje de la imaginación hacia tiempos mejores, hacia un universo ideal y eterno donde reinan las sensaciones. Una deliciosa evasión de la que se hace muy difícil volver y que incita a pulsar play una y otra y otra y otra vez.

PREDICCIÓN DE FUTURO. Por muy bien que esté su primer EP y por muchas veces que lo puedas hacer sonar en bucle, llega un momento en el que necesitas más… Por suerte, parece ser que The Zephyr Bones van a satisfacer nuestras necesidades y que ya están preparando su primer trabajo de larga duración. Además, estamos seguros de que este año les vamos a ver tocando en salas cada vez más grandes, en escenarios cada vez más diversos y con grupos cada vez más relevantes (que, ojo, tener solo un EP y haber tocado en el Zaragoza Psych Fest, con Esponja, con lo estadounidenes The Shivas y un etcétera bastante extenso, no es poca cosa). Ya han pasado a la final del Bala Perduda, y estamos seguros de que, ganen o no, les empezaremos a ver cada vez en más festivales cada vez más importantes.

DOS Y DOS SUMAN CINCO. Verano + Echo & The Bunnymen + espontaneidad + infinitas cantidades de cerveza barata = The Zephyr Bones

MÁS EN… su Bandcamp, su Soundcloud y su Facebook.

ESCUCHA.Wishes / Fishes

No Hay Más Artículos