Porcelain-Black

El jitazo “One Woman Army” ha conseguido que todos los ojos se posen sobre Porcelain Black… Pero la tipa está dispuesta a sostenerle la mirada a quien se le ponga por delante.

 

¿DE DÓNDE SALE? Del casting de cualquier película de Rob Zombie, dirán unos. De las peores pesadillas de cualqueir diva popera, dirán otros. Y todos tendrán un poco de razón si hablamos de forma figurada, pero si hablamos de la realidad pura y dura habrá que reconocer que la mujer detrás de Porcelain Black se llama Alaina Marie Beaton y que nació en Michigan hace 28 años. Con ese nombre y con esa procedencia, esta mujer podría haber acabado siendo la cajera de cualquier supermercado de carretera yanki… Pero, sin embargo, Alaina decidió que sería mucho más que un puro detritus white trash y, a la tierna edad de 18 años, ya había fichado con Virgin como front-girl de la banda Porcelain and The Tramps, un proyecto que acabó por peteneras pero del que la chica pudo recuperar las canciones para colgarlas en MySpace y petarlo lo más grande. Literal y figuradamente. A partir de ahí, el currículum de Alaina engorda como un pavo antes de Navidad: ha aparecido en vídeos de gente como Jack White o Travie McCoy, en pelis como “Rock of Ages” o en programas de televisión como “Best Ink” (que gira en torno al mundo de los tatuajes, y a la vista queda que a Porcelain le mola más un tatoo que a un tonto un lápiz). Por si esto fuera poco, la mujer constar como autora de hits para gente como One Direction, The Used o Belinda. Todo lo mencionado, sin embargo, consta com “el pasado” de Porcelain Black debido a que, de pronto, decidió descargar sobre nosotros un pepinazo radioactivo del tamaño de “One Woman Army” y ahí todos dijimos: no importa qué hiciera en el pasado, lo que importa es lo que va a hacer ahora. Porque está claro que sólo puede algo grande.

NOS TIENE TÓ LOCOS PORQUE…One Woman Army” es uno de esos temarrales que no sabes si te está afectando más a la cabeza, a los pies o a la huevera. Y eso siempre es bueno. Habrá que achacar parte del éxito al productor RedOne, que ya había pulido piezas para otras estrellas como Lady Gaga, Nicki Minaj, Jennifer Lopez, Pitbull, Enrique Iglesias, Mariah Carey o Paulina Rubio. Ya sabes lo que se dice: de casta la viene al galgo (y de peleas callejeras le viene al mil leches). “One Woman Army” suena a una Iggy Azalea mucho más madura y menos obsesionada con convertirse en la Charli XCX del hip hop; suena a Ke$ha sin las toneladas de mamarrachería de la tiparraca del signo del dólar. Suena a aniquilación de la raza humana. Suena sucio y brillante a la vez. Suena que hace catacroquer. Y eso es así.

PREDICCIÓN DE FUTURO. Una de las mejores decisiones que puede haber tomado Porcelain Black en los últimos tiempos es quitarse ese horror de pelo bicolor blanco / negro que llevaba hasta el lanzamiento de “One Woman Army“. Que ella no tiene ni repajolera idea de quién es Mónica Naranjo, vale, pero tampoco es nuestra culpa y, al fin y al cabo, la gente no perdona este tipo de parentescos capaces de joderle la vida a un artista recién llegado. Una vez con el pelo de un único color, la única previsión para Porcelain Black es que en cuanto lance ese disco que está ahora mismo en proceso de producción se va a convertir en la diva definitiva de la generación VICE. Lo sentimos, Azealia, esto te pasa por estar más preocupada en ser una bocazas que en lanzar tu puto debut.

DOS Y DOS SUMAN CINCO. Ke$ha + tatuajes de verdad en vez de calcomanías + Iggy Azalea + vocación mainstream = Porcelain Black

MÁS EN… su web y su Facebook.

MIRA. One Woman Army

No Hay Más Artículos

Send this to a friend