¿DE DÓNDE SALEN? De la segunda ciudad más poblada de Reino Unido: Birmingham, cuna de referencias musicales tan dispares como The Spencer Davis Group, Electric Light Orchestra, Black Sabbath, UB40, Duran Duran u Ocean Colour Scene. Pero este cuarteto, formado por Harrison Koisser (voz y guitarra), Douglas Castle (guitarra), Sam Koisser (bajo) y Dominic Boyce (batería), decidió no seguir el camino del sonido beat de los 60, el prog-pop de los 70, el heavy metal, el white reggae o la new-wave, sino el del brit-pop… Pero con matices, ya que su incursión en una de las corrientes definitorias de los 90 (sobre todo en la zona gobernada por The Verve y The Stone Roses) se adereza con elementos más recientes (el indie-afro-pop y tropicalista o la electrónica pulverizada por grupos como Foals o Klaxons) y más clásicos (el pop coral californiano de los 60). Este mejunje de estilos es el que da forma a su primera referencia, el EP “Delicious” (Columbia / Sony Music, 2012), aunque durante los meses precedentes ya habían publicado algunas canciones llamativas como “Follow Baby”, que confirmaban las razones por las que el sello Columbia había decidido abordar su fichaje y bandas como The Vaccines o Tame Impala los habían elegido como teloneros de varios de sus conciertos. Todo un logro, teniendo en cuenta que Peace iniciaron su trayectoria, oficialmente, hace tan sólo un año.

NOS TIENEN TÓ LOCOS PORQUE… A pesar de que su amalgama de influencias resulta, a primera vista, una sopa musical sin orden ni sentido, han sabido combinar con inteligencia los ingredientes de los que se valieron en cada una de sus canciones. Por ejemplo, cuando les apeteció jugar a ser la versión británica de Vampire Weekend, se sacaron de la manga el tema “Bloodshake”; cuando prefirieron ponerse brit-psicodélicos con un punto de oscuridad entre ceja y ceja, entregaron “Ocean’s Eye”; y cuando quisieron que los rayos del sol les golpeasen sus caras, construyeron una canción luminosa como “California Daze”. Estas piezas parecen elaboradas por grupos diferentes, pero en realidad salieron de un mismo ente creativo, lo que añade más valor, si cabe, al trabajo de Peace.

PREDICCIÓN DE FUTURO. El bagaje compositivo del cuarteto inglés todavía es breve y demasiado diverso como para asegurar hacia dónde se dirigirá, incluso a corto plazo. Sin embargo, los conjuntos como Peace poseen la capacidad suficiente para sorprender en cada nuevo paso que dan. Por ello, en su propio caso, su futuro álbum de debut (si no pasa nada extraño y algún día lo graban, claro…) puede tener aspecto de caja de fuegos artificiales que explotan en cientos de colores y sonidos en cuanto se enciende su mecha. The next big thing is coming

DOS Y DOS SUMAN CINCO. The Verve + Foals + africanismo tropical modernete + batidora sónica = Peace

MÁS EN SU… web, Facebook y Soundcloud

MIRA. “Bloodshake”

No Hay Más Artículos