papaya

Boleros oscuros, Elsa de Alfonso y Los Prestigio, pop con mayúsculas, BSO de Quentin Tarantino… A todo eso suenan Papaya, nuestro nuevo WhatsHype!?

 

¿DE DÓNDE SALEN? Sería injusto hacer lo que está a huevo (y que ya se está haciendo hasta la saciedad) y afirmar que Papaya surge de Violeta Vil… Porque sí, pero no. Está claro que Papaya es el proyecto de Yanara Espinoza y que Yanara es la guitarrista de Violeta Vil, pero más claro debería estar que aquí se agotan los parecidos razonables con esa otra banda: más allá de cierto gusto por las atmósferas nocturnas, noctívagas y noctámbulas, poco tienen que ver Papaya y Violeta Vil. Así que repetimos: sí, pero no. Puede que Yanara forme parte de Violeta Vil, pero Papaya es su proyecto personal, el receptáculo de barro moldeable en el que vierte los líquidos y humores de su alma. Y eso se nota.

De hecho, es curioso observar la evolución de este proyecto. Dice la leyenda (y la nota de prensa) que Espinoza se estaba tomando un año sabático en Cantabria cuando sintió la urgencia de escribir sus propias canciones. Pronto, esa urgencia se transformó en la necesidad de llevar esas partituras a la realidad y, para hacerlo, unió fuerzas con Miguel Aguas (bajista de Jonston), junto con el que nace Papaya como grupo. Tras las primeras grabaciones, Soledad de Le Parody se añade para ampliar los horizontes de los temas con sus coros y teclados. Ya en Madrid, le dan los toques finales a las composiciones junto a Raúl Querido, se suma Jonston como guitarra y producen el conjunto en compañía de Sebastián Litmanovich (Cineplexx). Un periplo más que interesante: Yanara Espinoza demuestra una capacidad sublime para ir sumando elementos que no alteren para nada el corazón de su proyecto, sino que más bien lo engrandezcan, lo solidifiquen, lo definan y pulan sus contornos hasta el límite afilado del arma blanca más mortífera.

NOS TIENEN TÓ LOCOS PORQUE… Han bastado tres canciones, las del EP “El Rey de las Camas” (Discos Walden, 2015), no sólo para convencer a propios y a extraños, como suele decirse, sino también para desatar una especie de fiebre del dengue que está empezando como empieza siempre: con un cuadro de acatarramiento de esos que te producen una dulce modorra pero que puede llegar a desarrollarse hasta el límite de la pandemia mortal. Tiempo al tiempo.

Papaya lo tienen todo para convertirse en una de las bandas más importantes de este año 2015: cogen ese sonido con toques tropicales que en Barcelona tan bien practican artistas como Extraperlo o Elsa de Alfonso y lo revisten con un manto de oscuridad que tan pronto suena al munster pop más pop que munster o que de repente te sorprende con aromas a boleros cantad os en la hora más negra de la noche. De hecho, ahí está una de las principales bazas de Papaya: en esa voz de Yanara, tan fronteriza, tan de western crepuscular. Una voz que si la descubre Quentin Tarantino querrá casarse con ella para toda la eternidad.

PREDICCIÓN DE FUTURO. Por ahora, Papaya ya lo están petando con “El Rey de las Camas“…  Pero dicen por ahí que ya tienen listas las canciones de su debut en largo, que lanzará el sello Jabalina. Así que preparémonos, porque le futuro inmediato es petarlo lo más grande y lanzar el que se prevé como uno de los discos más importantes del 2015. ¿Futuro más inmediato todavía? Este mismo sábado 11 de abril, Papaya actuarán en el Heliogàbal (Barcelona), donde la banda tendrá unos compañeros más que ideales: Pacífico sobre el escenario y Elsa de Alfonso a los platos. una fiesta que suena a histórica. Y tiene toda la pinta de actuación histórica. Sí, ese tipo de conciertos que generan preguntas del tipo “¿te perdiste aquella actuación de Papaya?” y te hace sentir como una mierda si tienes que responder ““.

DOS Y DOS SUMAN CINCO. Boleros oscuros + Elsa de Alfonso y Los Prestigio + pop con mayúsculas + BSO de Quentin Tarantino = Papaya

MÁS EN… su Facebook.

ESCUCHA…El Rey de las Camas

No Hay Más Artículos