¿DE DÓNDE SALE? Bajo ese nombre artístico se esconde Spencer Krug, teclista y una de las voces de Wolf Parade. Así de sencillo, como en el WhatsHype!? dedicado al australiano Ben Browning, ya que volvemos a encontrarnos ante otro músico con ganas de demostrar que él lo vale al margen de su banda principal. No obstante, entre ambos casos existen grandes diferencias: el canadiense lleva mucho más tiempo jugando a navegar en solitario; está embarcado, además de en Moonface, en otro proyectos destacados (Sunset Rubdown o Frog Eyes); no busca premeditadamente reforzar su autoestima con ello porque no lo necesita y porque su trabajo en Wolf Parade es igual de importante y notorio que el de su conocido compañero Dan Boeckner (que también posee su propio grupo, Handsome Furs); y ya tiene en su currículum bajo este alias un EP (“Dreamland EP: Marimba And Shit-Drums”; Jagjaguwar, 2010) y un largo (“Organ Music Not Vibraphone Like I’d Hoped”; Jagjaguwar; 2011). Pronto verá la luz su segundo álbum, “With Siinai: Heartbreaking Bravery” (Jagjaguwar, 2012), grabado en Helsinki con el apoyo del combo finlandés Siinai.

NOS TIENE TÓ LOCOS PORQUE… Spencer Krug siempre fue una figura inquieta a nivel creativo y musical, hecho que certificó en cada LP de Wolf Parade. Pero, parapetado tras Moonface, su bulliciosa mente explotó, derribando barreras y rompiendo ataduras. En el título de su primer álbum indicaba que su sonido se basaba en el órgano, no en el vibráfono, una especie de broma (fiel reflejo de su personalidad) que ponía sobre aviso acerca del contenido: teclados, sintetizadores y órganos burbujeantes que daban forma a extensos cortes entre hipnóticos, cósmicos y esquizoides. Sin embargo, para el inminente “With Siinai: Heartbreaking Bravery”, Krug ya anunció que ejecutaría un sugestivo cambio de registro (escorado hacia la oscuridad, la lírica sobre el desamor y el krautrock directo y concentrado) que se materializa en el adelanto “Teary Eyes And Bloody Lips”. Y, todo hay que decirlo, el giro estilístico le sienta de maravilla. Otro motivo para rendirse a sus pies.

PREDICCIÓN DE FUTURO. Si el resto de cortes de su próximo disco tienen la misma forma y efecto del antes mencionado, muchos empezarán a olvidarse de los otros proyectos de Krug y se centrarán en Moonface. Es más, hasta podrían dejar de lado la discografía de Wolf Parade ahora que su parón temporal tiene visos de ser definitivo… No, a tanto no llegarán, pero la suposición ayuda a entender que “With Siinai: Heartbreaking Bravery” conquistará numerosos oídos que nunca habían prestado atención al canadiense o que lo habían hecho pero con absoluta desgana.

DOS Y DOS SUMAN CINCO. Una personalidad singular + un culo inquieto + kilos de sintetizadores + krautrock finlandés = Moonface

MÁS EN SU… web.

ESCUCHA…Teary Eyes And Bloody Lips

No Hay Más Artículos