laurel

¿Una mezcla entre la Lana del Rey menos recauchutada y la Banks menos histriónica? Existe. Se llama Laurel y lo va a petar lo más grande.

 

¿DE DÓNDE SALE? Laurel, la artista, nace de un tener un chochazo descomunal en la cabeza de Laurel, la chica de Southampton (Reino Unido). Y es que ella misma ha comentado reiteradamente en sus entrevistas que, de bien pequeñita, si cualquiera le hubiera preguntado qué quería ser de mayor, su respuesta no hubiera tardado ni dos segundos en salir de su boca: ¡ella quería ser Britney Spears! Y aunque esto de querer ser una guarrona que va cantando por ahí “you better work, bitch” es algo que ninguna personita de menos de 18 años debería desear, hay que reconocer que hay cosas peores en el mundo. No sé. Podría haber querido ser eurodiputada. Sea como sea, resulta que, de la noche a la mañana, Laurel (la chica) descubrió a Laura Marling y se olvidó por completo de la Spears: lo que ella quería ser ahora era una cantautora pseudo-folkie y muy profunda. Al final, de semejante tira y afloja había de nacer Laurel (la artista), y ahí lleva un par de temporadas alucinando a la blogosfera a base de temazos como puños que al final le han valido un contrato con los agentes de gente como Ellie Goulding (con quien guarda amplios parecidos físicos y con la carrera de la cual podría acabar guardando algunos paralelismos), Rita Ora o Dan Croll. Cuando tienes a agentes que han conseguido la fama para gente de semejante calaña, ¿qué no van a conseguir contigo?

NOS TIENE TÓ LOCOS PORQUE… Canciones como “Firebreather” o “To The Hills” obligan a pensar en algo tan tremendo como la cópula de una Lana del Rey sin caucho en los labios y una Banks sin tendencia al histrionismo vocal. Eso sin contar que, además, Laurel tiene una cosa bien clara: por mucho que de vez en cuando pueda dejarse cortejar por otros productores y escritores de canciones, lo que ella quiere es brillar tanto en la composición como en la producción. Y ahí está la primera sorpresa: la niña ha conseguido sonar con la solvencia de productores de post-dubster y nu-r&b a la vez que con la fuerza y la sensualidad de Lana. Así las cosas, el futuro es de Laurel. Ahora sólo falta que ella decida por dónde quiere tirar.

PREDICCIÓN DE FUTURO. Pese a su voluntad de llevar las riendas de su carrera, a Laurel ya le han puesto en manos de productores como Diane Warren o Lester Mendes (Shakira, Nelly Furtado)… El problema es que, si alguien me pregunta a mi, a esta señorita habría que ponerla más bien en las manos de gente como BOOTS o Shlohmo, entonces sí que iba a empezar la fiesta. Así que la predicción de futuro puede tirar por el lado oscuro de la mercadotecnia o por el lado menos masivo de los productores independientes. Sea como sea, Laurel debería hacerse inmensa.

DOS Y DOS SUMAN CINCO. Lana del Rey + mucho rhythm y mucho soul + Banks + tranquilidad y buenos alimentos = Laurel

MÁS EN… su web y su Facebook.

MIRA. Firebreather

No Hay Más Artículos