kill-j

¿DE DÓNDE SALEN? De Dinamarca… Pero no te despistes, porque esto tiene de escandipop lo que yo tengo de aficionado al doom metal. Es decir: absolutamente nada. Lo primero que impacta al respecto de Kill J son las fotos de promo, en las que aparece una chica con un corte de pelo que hace pensar en la posibilidad de que Yolandi de Die Antwoord no fuera una garrula recalcitrante, sino una chica sofisticada del norte europeo adicta a hacerse fotos en blanco y negro en las que nunca enseña la cara. Segunda sorpresa: Kill J no es una chica, sino un dúo de estos que tanto abundan de chico productor / chica cantante. Y aunque aquí queramos pensar en ejemplos ilustres de última generación como AlunaGeorge, si nos ceñimos a lo musical tendremos que admitir que Kill J suena más como si Kate Boy se fusionaran con la sutileza para las textura sonoras de FKA Twigs. Es decir, hablemos en cristiano: como si el pop de líneas cortantes venido del frío norteuropeo se encontrase bajo las sábanas con el post-dubstep más lentorro y calentorro surgido del subsuelo londinense y se pegaran un meneo filmado en blanco y negro por Lars Von Trier. Sí, como la apertura de “Antichrist“. Por ahí van los tiros de la sofisticación cool de Kill J.

NOS TIENEN TÓ LOCOS PORQUE… Les ha bastando un tema, “Phoenix“, para dejar por los suelos a todos los que esperaban el debut de Kate Boy como el lanzamiento más importante venido del norte de Europa. Kill J se lo va a poner difícil a los suecos si nos dejamos guiar (y calentar) por el mencionado “Phoneix“: un temarral que ellos dicen que trata del ciclo eterno que va del placer al dolor y del dolor al placer. Y así eternamente. El dolor, sin embargo, es algo que queda muy lejos cuando escuchas esta canción que el dúo anunciaba como el primero de tres singles que lanzarán antes de que finalice el año. Si con el primero ya te dejan loco, cuando lleguemos al tercero estaremos de manicomio.

PREDICCIÓN DE FUTURO. Parece claro que este año no habrá debut de Kill J… Es lo jodido de pillar a las bandas de forma tan prematura. Pero hay otra cosa más clara todavía: cuando llegue fin de año y nos toque hacer las listas de las apuestas para el 2014, es más que probable que Kill J esté en los puestos más altos. Y el año que viene, ya se sabe: disco, gira y un crecimiento cada vez más grande de un dúo que puede contentar por igual a los que busquen la rigurosidad del nuevo r&b digital británico y aquellos que están migrando desde el escandipop más dulce a formás algo más duras.

DOS Y DOS SUMAN CINCO. Lykke Li + la oscuridad que Lykke siempre ha querido practicar pero que no le dejan desde su discográfica + Kate Boy + dulzor en las formas = Kill J

MÁS EN… su Facebook y su Soundcloud.

ESCUCHA.Phoenix

No Hay Más Artículos

Send this to a friend