¿DE DÓNDE SALE? La leyenda dice que Jhameel (que en árabe significa “bonito” y se escribe tal que así: جميل) es, ni más ni menos, hijo de un violinista que salía en la película “Fama“. Y esto, que debería dejar traumatizado a cualquiera que no sea Rafa Méndez, resulta que en el caso de este chico fue algo positivo. Será porque, además de salir en pelis maricochentosas, el padre de Jhameel llenó su casa de instrumentos e instó a su prole a que los utilizara de forma libre. Así que no es de extrañar que, al final, este niño de tan sólo 20 años cuente ya con dos álbumes a sus espaldas. El primero lo pasaremos un poco por alto porque era un ejercicio de mímesis de lo que ya adoramos de Sufjan Stevens: lo que nos interesa es su último “The Human Condition“, lanzado el año pasado como una especie de síntesis electropopera del legado de George Michael y puede que de Peter Gabriel. Si me apuras, incluso de Prince. Lo jodido es que el niño es un culo de mal asiento y parece no quedarse quieto en ningún género, lo que no impide que aciertos como “Bernal Heights” (que bien podría ser The Weeknd en un subidón de amor universal propiciado por varios dedos cargados de eme) o “Collision” (que no está en el mencionado álbum pero que se puede escuchar aquí para quedarse idiota total) hilen finísimo en este revival de los 80 que parece que todavía tiene mucho que dar.

NOS TIENE TÓ LOCOS PORQUE… Porque el amariconamiento musical siempre nos deja un poco locos. Y lo de Jhameel va un poco más allá del amariconamiento y se instala directamente en la pluma pluma gay. Eso no significa que “The Human Condition” esté reservado para las pistas de los clubs homosexualos más recalcitrantes… Ni mucho menos. Si en los 80 nadie dudó de la heterosexualidad de George Micheal por mucho que llevara los shorts tejanos más cortos que los de Kylie Minogue, en los tiempos que corren el afeminamiento es un valor en alza indie desde que Twin Shadow nos dejara con un par de narices al hablarnos de sus novias (o, al menos, hasta que lo pillen en los servicios públicos de un parque, claro).

PREDICCIÓN DE FUTURO. Difícil, difícil. Ya he dicho que lo de Jhameel es puro culismo de mal asiento. Lleva dos discos y se ha demostrado un alma incapaz de enfocarse en un estilo. También es cierto que es jovencito y está en época de experimentar… Así que la mejor predicción de futuro que puede hacérsele es que tarde o temprano encontrar su camino y partirá la pana en él. Si ese camino sigue la senda de los temas mencionados más arriba, caminaremos juntos. Si sigue otras sendas más mainstream de baladones horrendos (que a veces le da al niño por ahí), puede que más bien busquemos carreteras secuandarias para alejarnos.

DOS Y DOS SUMAN CINCO. George Michael + el geisho de “M Butterfly” de Cronenberg + The Weeknd + trauma ochentoso por culpa de su padre = Jhameel

MÁS EN SU… web.

ESCUCHA.The Human Condition

No Hay Más Artículos