femme

Debbie Harry con el pelo rosa, divas electropoperas en versión 3.0, pérdidas de orina… Todo esto y much más nos evoca el hype inminente de FEMME.

 

¿DE DÓNDE SALE? Del sur de Londres, que es desde donde están saliendo prácticamente todas las nuevas bandas que nos interesan últimamente. Pero resulta que Laura Bettinson, que viene a ser la mujer detrás de FEMME, podría considerarse que también “sale” de otros lugares tanto o más interesantes que el sur de Londres. Para empezar, esta niña “sale” de Goldsmith, la prestigiosísima escuela de música que ha alumbrado a gente de la calaña de Blur, Katy B o James Blake. Ahí es nada. Pero es que, además, esta nacida en 1988 también “sale” de otra formación de la que se ha hablado bastante en los últimos años: Laura ponía las voces en Ultraísta, que por si no te enteraste en su momento resulta que fue el proyecto de esta mujer junto a Nigel Godrich (el productor habitual de Radiohead y parte vital de Atoms for Peace junto a Thom Yorke). Antes de Ultraísta, sin embargo, Bettinson ya había probado suerte en la música en solitario… Y, justo después del éxito de aquel proyecto, la niña retomaría su carrera bajo el superlativo nombre de FEMME, con el que ya tiene dos referencias compuestas de dos parejas de singles pletóricos: primero lanzó “Educated / Double Trouble” y, a finales del año pasado, el decisivo “Fever Boy / Heartbeat“. Si a los temazos le sumamos una presencia escénica a medio camino entre Madonna y Debbie Harry pero con el pelo rosa, obtenemos un agudo cuadro de hype crónico.

NOS TIENE TÓ LOCOS PORQUE… Es suficiente ver uno de los videos de FEMME, cualquiera de ellos, para caer completamente rendido a los pies de Laura Bettinson. Es algo así como el advenimiento de la diva electropopera versión 3.0: lejos de la mamarrachería ilustrada de Lady Gaga pero, a la vez, lejos también de los excesos worldmusiquistas de M.I.A. y compañía, lo de FEMME tiene un gran componente de hip-hoperismo whitey en el que se mezcla el flow fardón con la capacidad para el estribillo pluscuamperfecto. Y luego está eso de que siempre vaya acompañada por otras dos chicas igual de impactantes en lo visual que acaban convirtiendo a FEMME en una revisión esquizofrénica (muy siglo 21) de los girls groups que Bettinson siempre menciona en sus entrevistas. Sea como sea, motivos de sobra para quedarse loco hay en temazos como “Fever Boy” o “Educated“. Si yo fuera una diva electro-popera, seguro que al escuchar a FEMME por primera vez corría al súper a por un cargamento de Tena Lady para estar a salvo de mis pérdidas de orina.

PREDICCIÓN DE FUTURO. No hay otra opción: FEMME se va a hacer gigantesca. Primero, por la vía natural: debut sólido, periplo por festivales veraniegos y toda esa mandanga habitual. Pero es que lo interesante de Laura Bettinson es que tiene muchas papeletas para convertirse en un icono de estilo: ¿en la versión blanquita y británica de Solange (guardando muchísimo las distancias)? Eso sólo el tiempo lo dirá. Pero, por una vez, mi predicción de futuro no es de lo que creo, sino de lo que espero: espero que el debut de FEMME llegue en breve. Hay ganacas.

DOS Y DOS SUMAN CINCO. Debbie Harry + siglo 21 + divas electropoperas + versión 3.0 = FEMME

MÁS EN… su web y su Facebook.

MIRA. Fever Boy

No Hay Más Artículos