No hace falta que te preguntes qué ocurre cuando se juntan The National y Menomena, porque sus líderes se han juntado un nuevo dúo llamado El VY.

 

¿DE DÓNDE SALEN? De un espacio indeterminado, se diría que virtual, entre Portland y Cincinnati. Estas son las ciudades de origen, respectivamente, de Brent Knopf y Matt Berninger, pareja artística que maneja los hilos de este proyecto. Teniendo en cuenta que el primero es músico y productor miembro de las bandas Menomena y Ramona Falls y que el segundo es el carismático frontman y compositor de The National, se podría llegar a la conclusión de que EL VY es un súper-grupo. O un súper-dúo. O el grupo paralelo de ambos. Pero, en realidad, EL VY no es nada de eso: los mismos Knopf y Berninger se han empeñado en definirlo simplemente como una especie de paréntesis antes de que sus bandas nodrizas publiquen próximamente sus correspondientes nuevos discos.

Eso sí, pese a ser considerado como tal, EL VY ha sido fruto de un largo proceso de gestación, tras una década de amistad personal fraguada en escenarios compartidos que desembocó en un plan común elaborado a fuego lento ante la falta de tiempo de sus impulsores. Sin embargo, entre los últimos meses de 2014 y los primeros de 2015, Knopf y Berninger apretaron el acelerador para dar forma a su álbum de debut, “Return To The Moon” (4AD, 2015), en el que Knopf se ocupó de la parte musical y Berninger de la lírica y vocal en un fructífero proceso creativo realizado a distancia.

El VY es una especie de paréntesis antes de que las bandas nodrizas de Brent Knopf y Matt Berninger publiquen próximamente sus correspondientes nuevos discos.

NOS TIENEN TÓ LOCOS PORQUE… A pesar de que los puntos de origen estilísticos de Brent Knopf (el rock experimental de Menomena y el indie-rock académico de Ramona Falls) y Matt Berninger (el rock épico y emocional de The National) son divergentes, uno y otro han logrado unir sus diferentes visiones de un modo natural, continuando la senda marcada por otras recientes alianzas forjadas en el panorama alternativo estadounidense como Broken Bells, Sylvan Esso o Ultimate Painting.

Gracias a esa fluidez, EL VY conservan en “Return To The Moon” los textos agudos sobre la vida, el amor y otras emociones típicos de Berninger, que ha reconocido que es su material más autobiográfico hasta la fecha, pese a incluir retazos de ficción. Y, musicalmente, ofrecen un pop límpido y perfectamente acabado de trazas nuevaoleras (el single “Return To The Moon (Political Song For Didi Bloome To Sing, With Crescendo)”, “Need A Friend”, “Happiness Missouri”), momentos de romanticismo humeante marca de la casa Berninger (“No Time To Crank The Sun”, “It’s A Game”) y juegos malabares con otros estilos que se derivan del funk (“I’m The Man To Be” parece compuesta por el Beck de los 90) o el blues (la nocturna “Silent Ivy Hotel”).

PREDICCIÓN DE FUTURO. Como suele suceder con este tipo de proyectos guiados por componentes de otras formaciones en activo, no se sabe a ciencia cierta si EL VY es sólo una asociación temporal o tiene posibilidades de prolongarse en el tiempo. Sea como sea, a juzgar por el contenido de “Return To The Moon”, Knopf y Berninger disponen de suficientes argumentos para hacer crecer su propuesta y no reducirla a mero entretenimiento que cae en el olvido más pronto que tarde. Si sus compromisos con sus bandas madre se lo permiten, claro…

DOS Y DOS SUMAN CINCO. Pop maleable + Brent Knopf y sus probaturas musicales + Matt Berninger en toda su extensión + ausencia de corsés = EL VY

MÁS EN… su web y su Facebook.

MIRA… “Return To The Moon (Political Song For Didi Bloome To Sing, With Crescendo)”

 

No Hay Más Artículos