antony-cleopatra

¿Eres fan de Pimpinela pero lo que te mola es el nuevo house? ¿Sueñas con un dúo entre Jessie Ware y MNEK? Pues tu nuevo dúo favorito son Antony & Cleopatra.

 

¿DE DÓNDE SALEN? De Londres. Y ya. Ya está. Poco más se sabe de Antony & Cleopatra más allá de lo estrictamente musical. Bueno, venga, sí, un par de cosillas así a grosso modo… Pese a que ambos viven en Londres, en verdad son un dúo australiano-londinense (ahora bien: quién es de Australia y quién de Londres, es imposible saberlo). Y, si nos ponemos a imaginar, no es difícil dar con la historia al completo: chico conoce a chica, pero no en la vertiente chico se enamora de chica, sino más bien chico gay encuentra a su mariliendre del alma y se pegan unas farras del copón quemando todos los garitos de neo-house mariquitingui de Londres. En una de esas, se dan cuenta de que sus cánticos beodos molan mucho más que los de los hooligans habituales y se dicen el uno al otro: ¿y si nos dedicamos a esto?

Hasta que alguien me explique la historia oficial de Antony & Cleopatra, yo seguiré creyendo que mi fantasía es totalmente cierta. Aun así, para el resto del mundo hay otra historia realmente oficial que es la que estos dos chicos han ido escribiendo con su música. La cuestión es que Antony & Cleopatra han ido ganándose un nombre gracias a sus inmensos featurings: primero con Lancelot en temazos como “Givin’ It Up” o “Make Ends Meet” (oye, ¿y ya has visualizado lo fardonísimo que es un tema de Lancelot feat. Antony & Cleopatra? ¿Se puede molar más?) y más tarde con Beni (la muy tremenda “Protect“) y con Sami Bananas (“Money Time“). Este crescendo de temarrales pensados para el baile ha tenido recientemente su culminación con el primer lanzamiento de Antony & Cleopatra sin featurings que valgan: son ellos los que brillan sin ayuda alguna en “Sirens“, un corte impecable de electo-house elegantísimo de mediados de los 90 que se lanzó oficialmente a principios de marzo y que debería ponerles en el pedestal que se merecen.

NOS TIENEN TÓ LOCOS PORQUE… ¿Hola? ¿Se necesita mayor motivo para que nos vuelvan locos que el hecho de llamarse Antony & Cleopatra? Yo digo que no. Pero, por si eso y la ristra de temarrales mencionados más arriba no son suficientes, hay que sumar el hecho de que también tienen una vertiente artística y concienciada que mola lo más grande. Atended a las palabras con las que presentaron el videoclip de “Sirens” (que, por cierto, viene dirigido por ellos mismos): “Cuanto más grande es la ciudad, más solo te sientes en ella. No puedes escapar de los sonidos de las sirenas en Londres y de cómo nos recuerdan constantemente lo afortunados que somos de no ser el destino final de esas sirenas a nuestro alrededor. En esta era moderna frenética, queríamos escribir una canción con significado y hacer un vídeo con significado que emocionara a través de la emoción simple. Estamos aquí para excitar a través de la emoción antes que con explosiones, efectos o memes“. Chapeau.

PREDICCIÓN DE FUTURO. Puede que al rollito neo-house británico se le esté acabando la cuerda… Pero precisamente por eso resulta tan elocuente que Antony & Cleopatra lancen ahora un temazo como “Sirens“, en el que demuestran una versatilidad extrema más allá de ese género que está a punto de entrar en receso después del hype pertinente. Así que: ¿predicción de futuro? Lo que a ellos les dé la gana, claro. Tienen las voces adecuadas para emocionar y hacer bailar por igual, así que el envoltorio musical es algo que puede ir mutando para apretar en nosotros las teclas adecuadas. Por ahora, van por un buenísimo camino. ¿O no escuchas cómo atronan sus sirenas?

DOS Y DOS SUMAN CINCO. Pimpinela + rollito gay con su mariliendre + Jessie Ware meets MNEK + más allá del nu-house = Antony & Cleopatra

MÁS EN… su web, su Facebook y su Soundcloud.

MIRA.Sirens

No Hay Más Artículos