antenas-hacia-el-cielo

¿DE DÓNDE SALEN? De las cenizas de Nadadora, disueltos en los estertores del año 2012 para tristeza de los cientos de fans del grupo y del pop ensoñador y vaporoso facturado dentro de nuestras fronteras. No en vano, su evocador nombre, Antenas Hacia el Cielo, está inspirado en el título de una de las primeras maquetas de la banda gallega, “El Cielo de las Antenas” (2003). Pero, realmente, el proyecto dirigido por Gonzalo y Dani Abalo -voz más guitarra y batería de Nadadora, respectivamente- no surgió como una respuesta a la separación de su conjunto principal, sino que ya existía mientras los grovenses aún se mantenían en activo. En esencia, los hermanos Abalo establecieron Antenas Hacia el Cielo allá por 2008 como una vía paralela a través de la que desarrollar ideas y bosquejar canciones, algunas de las cuales incluso llegaron a acceder al catálogo de Nadadora debidamente pulidas y acabadas. Sin embargo, superada su ruptura, había llegado el momento de que el plan de Gonzalo y Dani adquiriese cuerpo en forma de dúo con nombre propio y un buen puñado de composiciones que ofrecer al mundo. Así se gestaría su álbum de estreno, el homónimo “Antenas Hacia el Cielo” (autoeditado, 2013), producido por el mismo Gonzalo junto a Pablo ‘Babe’ Pulido y publicado en descarga libre en el Bandcamp del combo.

NOS TIENEN TÓ LOCOS PORQUE… De alguna manera, perpetúan el espíritu de Nadadora y soplan sobre sus rescoldos para que su llama siga viva. Pero lo hacen con su propio estilo, derivado fundamentalmente del binomio Joy Division / New Order. De los primeros rescatan, por ejemplo, sus característicos ritmos y bajos milimétricos, tal como se aprecia en “El Jardín”; y, de los segundos, su melancolía sintética (“Tan Cerca”), sus absorbentes teclados (“Adorable”) y sus (fotocopiadas) bases percusivas (“Una Fiesta Cualquiera”, en la que interviene a los coros su ex-compañera Sara Atán). Bien, sus referentes se muestran demasiado acotados y no resultan sorprendentes ni novedosos, aunque lo importante es el modo en que los regurgitan hasta entregar un synth-pop cuidado con mimo y de tradicional y atractivo aroma ochentero.

PREDICCIÓN DE FUTURO. ¿Futuro? Puede que Antenas Hacia el Cielo se prolonguen en el tiempo… o no. Este, verdaderamente, es un WhatsHype!? muy especial, ya que no estamos hablando de ningún hype. El proyecto de los hermanos Abalo, a pesar de su reciente irrupción, no se debe incluir en esa categoría por su particular origen y trayectoria, cocinada a fuego muy lento y descubierta al público sin más intención que la de compartir con él algunas brillantes piezas musicales. Por ello, habría que tomar el contenido de su LP como un plato que degustar en el presente, sin pensar si tendrá una continuación a medio o a largo plazo. También, ampliando su significado, se podría interpretar como una bella forma de decir adiós a Nadadora y recordar que hay vida más allá de su historia conjunta.

DOS Y DOS SUMAN CINCO. Ecos de Nadadora + lírica evocadora + New Order + synth-pop sensible = Antenas Hacia el Cielo

MÁS EN… su Facebook, su Bandcamp y su blog.

MIRA… “El Jardín”

No Hay Más Artículos