Todos se ríen de Donatella Versace… Pero su colección ha sido de lo mejor en Milán

Puede que al mundo entero le guste chotearse de Donatella… Pero la nueva colección de Versace ha sido de lo mejorcito que hemos podido ver en la Milan Fashion Week.

 

Donatella Versace es uno de esos personajes que, nadie puede negarlo, han acabado por convertirse en caricatura del mundo de la moda en sí mismos. Para no irnos demasiado lejos, en nuestro propio país son archiconocidos los doblajes que se marcó La Desahogada, en los que era imposible no trocharse ante ese lenguaje imposible surgido de su inglés macarrónico y del exceso de botox y visturí… Pero otra cosa os decimos: mientras el mundo enteró está ahí, choteándose de Donatella, ella sigue dando lecciones de moda detrás de la dirección creativa de Versace.

La última prueba de lo dicho ha sido su nueva colección para la próxima temporada de otoño / invierno 2018-19, recientemente presentada en el marco de la Milan Fashion Week… Hace una temporada, Donatella sorprendía con un homenaje en toda regla al legado fashionista dejado por su hermano (con presencia de las top models que fueron grandes en los 90 gracias a firmas como, precisamente, Versace). Pero ahora era el momento de volver a mirar hacia delante, y Donatella lo ha hecho precisamente mirando otros legados fuera del territorio italiano.

Por ahí dicen que la influencia básica en esta colección es “Clueless“… Y, bueno, la verdad es que es fácil entender por qué alguien pensaría algo así. Pero lo cierto es que, además, se intuye en esta colección de Versace una elocuente apropiación del tartán escocés e incluso de sus siluetas y joyería para llevarlo al terreno del paninaro italiano. Ahí están también el punk británico y, claro, Vivienne Westwood. Pero todas estas referencias tan presentes en el primer tramo de la colección acaban fundiéndose en lo que viene después, que viene a representar toda la diversidad posible de los diferentes “Clans of Versace“.

Los estampados, de repente, se multiplican y fusionan en una mezcla particularmente étnica y lujuriosa. Los LBDs alcanzan su máxima potencia en su versión de cuero nocturno. Las puffer jackets y las botas con cremallera hacen que cualquiera se rinda ante Versace. Y los looks dressed to killed que cierran el desfile hacen que, directamente, se te olvide que alguna vez La Desahogada se choteó de Donatella. Aquí ya solo hay espacio para una cosa: respect! [Más información en la web de Versace]

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend