Up&Down #208. Lindsay Lohan y el Islam, maquillaje para chicos, los Trump contra la moda…

UPs

UP

El rollito cósmico de la nueva colección de Jeremy Scott para Moschino nos parece lo mejorcito de la semana…

… Seguido muy de cerca por el homenaje a Oscar Wilde en la última colección de Alexander McQueen.

Normalmente, las hijísimas de famosos nos caen fatal. Pero, oye, no sabemos exactamente por qué, pero Iris Law (la hija de Jude Law) nos cae fetén.

¿Alguna vez te has echado unas risas con FuckJerry en Instagram? Pues resulta que el hombre detrás de esa cuenta, Elliot Tebele, está bastante bueni y que incluso acaba de desfilar en Milán para Ermenegildo Zegna.

Reconocemos que lo de “Ocean’s Eight” (es decir, la secuela de “Ocean’s Eleven” pero sólo con protagonistas femeninas) nos la traía bastante al pairo, pero desde que sabemos que Anna Wintour tendrá un cameo ya nos InTerelu un poco más.

La campaña de Hailey Baldwin para GUESS Jeans… Pues fetén, hoygan. Al final nos va a caer bien la niña y todo.

Theresa May, la Primera Ministra de UK, es una conservadora chunga de la que nos duele hablar… Pero tenemos que reconocer que la tipa sabe de moda y que, por eso, no es extraño que vaya a salir en la Vogue americana.

 

DOWNs

DOWN

Oye, chiquis, lo de que Lindsay Lohan se ha convertido al Islam, que sí, que no, que caiga un chaparrón… Pues nos parece un coñazo. ¿A vosotros no?

En Glossy explican cómo “el maquillaje para chicos” ha llegado a ser algo relevante. Y nosotros decimos no, no, no y mil veces no.

Donald Trump dice que nadie le pidió a Tom Ford que vistiera a Melania y que se puede meter su opinión por el culo. Bueno, no lo dice así. Pero todos sabemos que es lo que verdaderamente quiere decir.

Muy mal, Ralph, tío. Fatal. En serio, Lauren. Vaya mierda de decisión… A ver, que Melania Trump estará contentísima de que Ralph Lauren la vista, pero es que en Fantastic sólo deseamos que esta tipa se vista en su propia mierda.

Mira que nosotros hace tiempo que decimos que Dakota Johnson es un NO mayúsculo. Pues bien, ha tenido que protagonizar esta mierda de portada para Vogue para que salten las alarmas en otros medios.

¿Hola? ¿Cremas con bacterias? ¿En serio?

Pues parece ser que, desde que marchara Alber Elbaz, Lanvin no levanta cabeza… Y la cosa va de mal en peor.

Twitter elimina el botón de “buy”… Porque, en primer lugar, nunca debería haber estado ahí.

No Hay Más Artículos