Internet echa fuego con la posibilidad de que Tyler, The Creator salga del armario en su nuevo disco… Pero ¿por qué hay quien no se lo está tomando bien?

 

Scum Fuck Flower Boy” (Odd Future, 2017), el nuevo disco de Tyler, The Creator que también va a ser conocido como “Flower Boy” para evitar dañar sensibilidades (ya que “scum” -“semen”- y “fuck” -“jodido”- no son palabras muy apreciadas por la industria musical mainstream), no se lanza oficialmente hasta el próximo 21 de julio. Pero ya se sabe cómo funciona el mundo moderno: además de varias canciones, ya se han filtrado las letras oficiales de todas las canciones…

Y eso ha provocado que hayan empezado a correr todo un conjunto de teorías que apuntan hacia una pregunta concreta: ¿y si resulta que Tyler va a usar su nuevo disco para salir del armario? Vamos a intentar responder a la pregunta analizando los precedentes, el presente y, sobre todo, la problemática que podría desprenderse de esta salida del armario que tiene a Internet un poco mosqueada.

 

 

LOS PRECEDENTES. La cuestión es que, al fin y al cabo, esto es algo que no debería pillar a nadie por sorpresa: el rumor de la presunta homosexualidad del rapero perteneciente al colectivo Odd Future (OFWGKTA) es algo que circula desde hace mucho tiempo por Internet. Algunas de las primeras canciones de Tyler, The Creator hacían alusión a su gusto por travestirse en casa de su abuela. Y en el tema “Domo 23” cantaba una burrada como “So I grabbed Lucas and filmed us kissing (…) / You think I give a fuck? I ain’t even stick my dick in yet / No homo. Too soon” (“Cogí a Lucas y nos grabé mientras nos besábamos (…) / ¿Crees que me importa una mierda? Todavía no le he metido la polla / No homo. demasiado pronto“).

Más todavía… En esta entrevista con Larry King, se preguntaba a quién le importa que un rapero salga del armario. Un célebre artículo que Chad Batka publicó en la Rolling Stone tras acompañar al artista unos días de gira (y que puedes leer aquí) se planteaba la cuestiona sin ambages: “¿Tylor es gay?”. También tenemos sobre la mesa el hecho de que su marca de ropa Golf Wang ha lanzado recientemente una Pride Collection para festejar todos los colores del mes del orgullo de la comunidad LGBTIQ. Y, claro, ahí está la cuenta de Twitter del artista, que es un poco para darle de comer a parte.

 

 

FLOWER BOY. Todo esto hasta que llegamos a “Flower Boy“… Y aquí es cuando todo se complica. A falta de escuchar el disco de Tyler, The Creator al completo, muchos son los foros virtuales en los que se han iniciado un debate que (sobre)analiza las letras del álbum a la búsqueda de pistas del presunto outing. Aunque, la verdad, el propio título parece ya bastante sugerente a ese respecto, porque ser un “chico flor” significa lo mismo aquí y en EEUU. Tal cual.

Tyler, The Creator

Sin embargo, las alarmas han saltado especialmente con un tema titulado “Garden Shed“. Siguiendo este link puedes encontrar la letra al completo… Pero vamos a abordar ciertos pasajes que hablan por sí solos. El primero: “That is what I was hiding / That is what love I was I in / Ain’t no reason to pretend / Garden shed, garden shed, garden shed / Garden shed for the garcons/ Them feelings I was guarding” (“Esto es lo que estaba ocultando / Este es el amor que sentía / No hay razón para fingir / Caseta del jardín, caseta del jardín, caseta del jardín / Caseta del jardín para los chicos / Estos son los sentimientos que estaba custodiando“).

Otro ejemplo: “All my friends lost / They couldn’t read the signs” (“Todos mis amigos perdidos / No pudieron leer las pistas“). Y otro más: “Truth is, since you kid, I thought it was a phase / Thought it would be like the Frank poof, gone / But, it’s still going on” (“La verdad es que, desde que era niño, pensé que era una fase / Pensé que se iría como el marica de Frank -Ocean / Pero todavía estoy en esa fase“). E incluso un último ejemplo: “I was always like ehhh / Barely interested, but I went to my boys like bruh” (“Siempre estaba del rollo ehhh / No me interesa, pero me presento ante mis chicos como hermano“).

Muchas declaraciones de intenciones en una única canción, ¿verdad? Y eso que no estamos contando que “Flower Boy” inlcuye otras letras igual de candorosas, como esta que el artista canta en “I Ain’t Got Time!“: “Next line, I’ll have em’ like woah / I’ve been kissing white boys since 2004” (“Lo próximo es que les voy a tener como “woah” / He estado besando a chicos blancos desde 2004“). En serio, se puede decir más alto, pero no más claro.

 

 

EL PROBLEMA. Cualquiera podría pensar: joder, qué bien, necesitamos más raperos que salgan del armario para demostrar que el mundo del hip-hop yanki (y también el hip-hop internacional) tiene un serio problema con la homosexualidad. Y sí. Así es. Pero, si finalmente resulta que “Flower Boy” acaba siendo la salida del armario oficial de Tyler, The Creator, también puede acabar planteando un verdadero problema para la comunidad LGBTIQ.

Jake Boyer ya ha abordado la cuestión de forma sublime en este artículo para HighSnobiety… Al fin y al cabo, la posibilidad de que Tyler fuera gay siempre ha estado ahí, pero también han estado presentes múltiples polémicas que le han señalado como misógino y homófobo. En “Session” cantaba “Gucci Belts is for them faggots” (“Los cinturones Gucci son para maricones“), y en “French” no se cortaba a la hora de rapear “Go ahead admit it faggot, this shit is tighter than butt rape“) (“Admítelo, maricón, esto es más estrecho que una violación anal“). De hecho, la palabra “fag” y su derivación “faggot” siempre ha sido una de las grandes problemáticas de Tyler: hay quien contó las veces que el rapero la utilizaba en su disco “Goblin” (Odd Future, 2011), y suman la friolera de 213 ocasiones (unas 14,2 veces por canción).

Esto debería contraponerse al hecho de que el mismo Tyler, The Creator siempre ha advertido que no hay que tomarle en serio y, sobre todo, que lo suyo es un personaje y que, por lo tanto, estas letras las canta ese mismo personaje, que no es ni más ni menos que el reflejo del estado del hip-hop actual. Así las cosas, incluso si el artista acaba saliendo del armario con “Flower Boy“, ¿hay que interpretar que ha tratado su propia condición de homosexual como un mero chiste del que reírse en compañía de sus amigotes más machos?

Como siempre, cada uno se lo tomará como le dé la gana. Al fin y al cabo, también es cierto que vivimos un momento en el que la propia comunidad LGBTIQ está usando palabras como “maricón” o “bollera” con una intensidad necesaria para vaciarlas de su propio sentido peyorativo. Pero, de nuevo, es imposible no pensar que es muy diferente que una persona gay hable de él mismo como un “maricón” siguiendo este propósito mencionado que el hecho de que Tyler lleve cuatro discos a sus espaldas choteándose de los “faggots” y usando la palabra como insulto, celebrando su cualidad peyorativa de la forma más clásica y heteronormativa.

¿Conclusión? Cada uno sacará la suya propia. Pero yo aconsejo esperar hasta ver qué pasa con todo este tinglado, porque de ser cierto que Tyler, The Creator salga del armario con “Flower Boy“, lo que hará que la balanza se decante hacia un lado (“eres un capullo”) u otro (“eres un miembro ilustre de la comunidad LGBTIQ, como Frank Ocean“) será simple y llanamente la forma en la que él mismo lo aborde ante el ojo público. Por ahora, no se ha pronunciado al respecto. Así que solo queda una vía: la paciencia. [Más información en el Twitter de Tyler, The Creator]

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend