alternativa-portada

L’Alternativa 2014 propone una programación que va mucho más allá de lo habitual… Por eso necesitas nuestro Top 5 de planazos para exprimir el festival.

 

Establezcamos una diferencia básica entre L’Alternativa y el resto de festivales de cine del panorama patrio… El resto de certámenes nacen como una propuesta de festival clásico, con sus secciones y sus premios y su programación estructurada en base a todo un conjunto de películas que conforman una línea programática o no. Con el tiempo, todos esos festivales se han ido dando cuenta de que han de diversificar, que han de introducir pequeñas variantes para hacer de la experiencia de los asistentes algo mucho más dinámico, algo mucho más del siglo XXI y menos arcaico.

L’Alternativa, por el contrario, no hay ido “asimilando” estas enseñanzas: fue de los primeros festivales en nuestro panorama que se diversificó hacia otras áreas de placer cinematográfico. El hecho de que el “cine independiente” fuera su punto de partida tiene mucho que ver con su visión poliédrica de lo que ha de ser un festival: este “cine independiente” suele explorar los márgenes del propio formato fílmico, así que si L’Alternativa no tuvo más remedio que adaptarse desde un buen principio a formatos extraños, a colonizaciones del mundo del arte y de otras escenas colindantes.

Es por todo ello que, a día de hoy, bien puede considerarse que L’Alternativa es una de las experiencias cinematográficas más completas del panorama festivalero de España. Y, sobre todo, un certamen que no se ha subido al carro de las “experiencias amplificadas”, sino que lleva practicando esta amplificación desde hace muchas muchas muchas ediciones. Por todo lo dicho, ante un festival como L’Alternativa 2014, que se celebra en Barcelona de 17 al 23 de noviembre, no se puede reducir todo a un Top de una cantidad estanca de películas que hay que ver sí o sí. Las películas son una parte pequeña de este festival… Aquí lo que hay que hacer es detectar los planazos más seductores y lanzarse a vivirlos como si no hubiera un mañana.

 

alternativa-hall

MENCIÓN DE HONOR: L’ALTERNATIVA HALL. ¿Qué dices? ¿Que no tienes ni un duro y que por eso ni te planteas asistir a un festival como L’Alternativa 2014? Eso es porque no conoces L’Alternativa Hall o, como lo llaman desde la organización del festival, la Pantalla Libre: una programación non-stop en el Hall del CCCB a la que se puede acceder de forma totalmente gratuita. Allá se exhiben los seis programas de Hall Selecciona: seis conglomerados de piezas elegidas según sus temáticas que configuran una valiente mirada al audiovisual más irreverente del momento. Y, por si fuera poco, además de Hall Selecciona, en esta Pantalla Libre también hay espacio para intercambios de programación con otros festivales afines, para proyectos y autores singulares e incluso para sesiones de micro y pantalla abiertos para todos aquellos que quieran hacer algún tipo de contribución audiovisual. [Mira la programación de L’Alternativa Hall]

 

corneliu

5. LARGOMETRAJES. ¿No resulta tremendamente elocuente que los largometrajes sean ni más ni menos que el quinto plan más interesante de un festival de cine? Ni el primero, ni el tercero… ¡El quinto! Eso sí: lo cortés no quita lo valiente, y hay que reconocer que L’Alternativa 2014 no sólo se ha hecho con una subyugante selección de cortometrajes (puedes verlos todos aquí), sino que también ha conseguido congregar a muchos grandes nombres para su sección de largos: el nuevo cine rumano de Corneliu Porumboiu en “Al Doilea Joc“, un documental en el que deja al descubierto la historia de su padre como árbitro (en la foto); la última película que firmó Harun Farocki antes de morir, “Sauerbruch Hutton Arquitectes“, con una visión humorística y diferente del oficio de arquitecto; una nueva muestra de la buena forma del novísimo cine turco con “Ben O Deglim” de Tayfun Pirselimoğlu[Mira la programación de largometrajes]

No Hay Más Artículos