Hace unos días ya os hablamos del crush total que tenemos con Nixon, la marca de relojes high-end y trendsetter por excelencia. Gracias a ella, los relojes elegantones y de calité ya no son reducto de jefes sindicalistas ni de cantantes de canción ligera. Su catálogo siempre es alucinante y es imposible no encontrar un diseño que se adapte al gusto y necesidades de cualquiera. Lo mejor de todo es que la firma va desgranando poco a poco sus novedades y, así, vamos descubriendo nuevos modelos que nos dejan con el “woow!” tatuado en los labios. Es el caso del modelo The Wit, desde ya nuestro fetiche en la redacción: un sofisticadísimo reloj de inspiración totalmente retro -seguro que las líneas os suenan de haber visto alguno muy parecido a vuestros padres cuando erais unos renacuajos- con un aire muy 70s, con esa elegancia afectada con la que recordamos los ítems de esa época. Aún así, este reloj no pretende ser un calco de ninguna reliquia: su diseño limpio y efectivo (esfera de 38 milimetros, sin números, correa de cuero marrón italiana) es una actualización de lo más genuina. Old is gold, dicen. Pues eso.

No Hay Más Artículos