teledirigido-02

El pasado viernes se cumplían diez años de la emisión en HBO del primer episodio de “Deadwood“, ese imprescindible clásico moderno de la televisión, quizá un escalón por debajo de otros tótems como “Los Soprano“, “The Wire” o “Breaking Bad” en términos de popularidad pero que goza como ellos del estatus de obra esencial para entender la ficción televisiva contemporánea. Obra inconclusa (fue cancelada al final de su tercera temporada) sin que eso la haga menos perfecta o relevante, “Deadwood” es una serie difícil y quizá no apta para todos los tipos de público, pero no por ello hay que dejar de recomendarla periódicamente a modo de mantra: si no la habéis visto, no os quepa la menor duda de que es mejor que la mayoría de (si no todas) las cosas de las que vamos a hablar hoy.

Con el recuerdo a nuestros mayores siempre presente, comenzamos el repaso a lo que han dado de si en términos televisivos la semana. Hemos visto, por ejemplo, cómo a “Believe“, esa serie que se vende (y de hecho se ha vendido) solo con mencionar los dos nombres que tiene detrás (J.J. Abrams y Alfonso Cuarón), la superviviencia le va a costar más de lo esperado. La NBC la hizo debutar en lunes, arropada por el fenómeno “The Voice“, lo que le hizo arrancar con un notable 2.7 en los demográficos pero, ya en en el que será su horario habitual de los domingos (frente a “Resurrection” y, sobre todo, “The Walking Dead“), se desplomó en una semana hasta el 1.4. Si se mantiene en esos números quizá sobreviva en un canal en crisis permanente desde hace años, pero si baja más la cosa se puede poner complicada.

Y precisamente ha sido la desgraciada NBC quien nos ha proporcionado la tanda de renovaciones de la semana o, dicho de otro modo, la primera lista de series cuyas audiencias son ligeramente menos horribles, lo cual las convierte en tuertas en el mundo de los ciegos. ¿El resultado? Que “Parks and Recreation” tendrá una séptima temporada, “Grimm” una cuarta, “Chicago Fire” una tercera y su spin-off “Chicago P.D.” una segunda. Grandes noticias para los fans de Amy Poehler (a pesar del desgaste que muchos empiezan a apreciar) y una considerable indiferencia respecto a las otras tres, en especial para los procedimentales noventeros de Dick Wolfe. Antes de que alguien lo pregunte… No, seguimos sin noticias de “Community“, pero teniendo en cuenta el desastre absoluto que es el bloque de comedias de los jueves, cada vez parece que hay más posibilidades de que al menos la primera parte del “Six seasons and a movie” se haga realidad. Quién nos lo iba a decir.

Mirando al futuro más o menos inmediato, tres regresos van tomando posiciones en nuestra agenda. El más inmediato, el de “Mad Men“, que ya luce trailer y comenzará su séptima y última temporada el próximo 14 de abril, aunque recordad que AMC va a estirar el chicle y sólo nos va a ofrecer los primeros siete episodios de esta tanda, reservándose el final del final para la primavera del año que viene. Más tarde, el 5 de mayo llegará la cuarta temporada de “Louie“, un lote de 14 episodios que esperamos con especial ansiedad porque, recordemos, el pelirrojo nos dejó sin nuestra dosis en 2013. Y el último es el de nuestra adorada (y adorable) “Masters of Sex“, que ha confirmado el estreno de su esperada segunda temporada para el próximo 13 de julio. Con este movimiento, Showtime la empareja con “Ray Donovan” y la convierte en serie de verano… Algo que puede sonar despectivo en principio, pero pensad que esa es la época que suele aprovechar el cable para colocar sus productos y que tengan visibilidad, alejados de la acumulación de estrenos de las networks en otoño.

¿Y en cuanto a sangre fresca? Bueno, pues a priori lo más interesante que se nos acerca es la adaptación de “Fargo” al formato miniserie que llegará el 15 de abril y de la que estos días también hemos visto un primer trailer largo. La película de los Hermanos Coen conocerá ahora una segunda vida en el canal FX con Martin Freeman, Billy Bob Thornton y Bob Odenkirk. Todo el miedo, claro, pero también ciertas esperanzas puestas en algo que, de salir bien, puede resultar realmente interesante.

Fargo” ya tiene el lacito puesto y está a punto de caramelo, pero otras son solo proyectos de los que ya empezamos a oír cosas. Como “Grace and Frankie“, la nueva comedia de Netflix que protagonizarán dos abuelas rockeras como Jane Fonda y Lily Tomlin (a ver qué sale de aquí) u otro regreso de la momia, el de Billy Crystal, que con “The Comedians” vuelve a la televisión en un papel protagonista por primera vez después de treinta años. Y para intentar bajar un poco la media de edad, no podemos cerrar esta sin sección sin dar fe del estreno de la película de “Veronica Mars“, un fenómeno que por aquí nos resulta completamente ajeno pero que es sin duda de lo más llamativo. Los fans se empeñaron en que querían una película, los fans la consiguieron y los fans la pagaron. Bien por ellos.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend