triangulo-de-amor-bizarro-salve-discordia

El año 2016 se descorchará con nuevo disco de Triángulo de Amor Bizarro… Por ahora, el single “Desmadre Estigio” nos deja con el culo todo abierto.

 

A estas alturas, poco o nada más hay que añadir sobre la portentosa manera en que Triángulo de Amor Bizarro han manejado el noise a lo largo de su trayectoria: ya fuera dejando que se desbocara como una fiera salvaje, arrimándolo con pericia al pop de melodías infecciosas o insertándolo en absorbentes tempos lentos, los de Boiro han sentado cátedra con su modo de concebir y ejecutar su particular mezcla de electricidad y ruido. El último ejemplo de ello en forma de álbum, Victoria Mística (Mushroom Pillow, 2013), ratificó su habilidad para dominar a su antojo un material rock incandescente hasta convertirlo en canciones que atravesaban el cuerpo como el cuchillo que corta la mantequilla y se instalaban en el cerebro sin compasión. Pero, a pesar del explosivo triunfo (tercero en tres discos: 100% de efectividad), cabía la posibilidad -por muy mínima que fuera- de creer que Rodrigo, Isa, Rafa y Zippo acabarían, en algún momento, dando una vuelta de tuerca a su sonido habitual sin perder un ápice de su acerado estilo y poderosa identidad. Algo que, más pronto de lo imaginado, se ha hecho realidad bajo el desarmante título de “Desmadre Estigio”.

Así se llama el nuevo tema presentado por Triángulo de Amor Bizarro, que anuncia un viraje formal del grupo dentro de su autopista (súper)sónica: situado sobre una estructura rítmica ralentizada, se extiende a través de una progresión dub humeante, metalizada y punteada por acordes eléctricos evanescentes y notas de teclado psico-espaciales con la voz de Rodrigo en primer plano y más nítida que nunca. Luego, los versos retorcidos y cortantes que salen de su boca hacen el resto… hasta que se alcanza el punto culminante: una fase híper-acelerada y apabullante, marca de la casa, que descoloca desde la primera escucha y cuyos efectos continúan incluso cuando se vuelve al ritmo reptante inicial para cerrar la canción. Sí, “Desmadre Estigio” es un chorrazo de reggae-punk muy bien controlado que remueve las entrañas.

Recuerden que este es sólo el primer adelanto del que será el cuarto álbum de Triángulo de Amor Bizarro, “Salve Discordia” (Mushroom Pillow, 2016), a publicarse el próximo 29 de enero. Con la producción, de nuevo, a cargo de Carlos Hernández y con el diseño de su sorprendente y esotérica portada firmado por el artista multimedia Haydiroket, “Salve Discordia” promete distorsiones fuertes y, probablemente, alguna que otra sorpresa…

 

No Hay Más Artículos