pional-invisible-amenaza

Hace unas semanas, antes de que se lanzara el debut en largo Darkside (ese “Psychic” -Matador, 2013- que nos tiene a todos un poco alelados y aletargados), parecía como si el mundo entero estuviera alucinando con la bravura de Nicolas Jaar y Dave Harrington en el tema que usaron como presentación en sociedad: “Golden Arrow” es una locura, sí, pero también hay que reconocer que Darkside no inventaron la rueda con esto de construir lentamente una canción lejos de las convenciones habituales de tempo, estructura y duración. De hecho, lo que más hondo pareció calar en el ánimo general fue la osadía de arrancar la composición hacia el minuto cuatro… Pero, señores, pongamos orden: esto es algo que se ha hecho mucho en el mundo de la música en general y en el de la electrónica en particular. Eso sí: no todo el mundo lo ha hecho bien. De hecho, si nos apuráis, en cierto momento esto se convirtió en un recurso fácil que muy pocos supieron sublimar. Si Pional hubiera vivido hace veinte años, hubiera sido uno de los sublimadores del género.

Lo decimos porque el ya no tan eterno escudero de John Talabot viene dando pistas de su maestría en solitario desde hace varias temporadas, pero es que una versión como este Extended Dub de “Invisible Amenaza” está al alcance de muy pocos librillos y de todavía menos maestrillos: la canción arranca y va armándose dentro de tu cabeza como un puzzle que va ensamblándose a cámara lenta. Primero va creciendo la melodía, después las voces se van acercando desde un horizonte luminoso, más tarde la rítmica se reajusta para adquirir más fuerza… Y no es hasta que sobrepasas el minuto seis cuando todos los elementos que han ido incorporándose por fin hacen “clic” y ponen a tus pies un temazo pluscuamperfecto que, a modo de encantamiento, no dura más de un minuto antes de empezar a descomponerse de nuevo hacia el silencio final. Esta versión, por cierto, aparecerá en la cara B del próximo EP de Pional, titulado “Invisible/Amenaza” (Young Turks, 2013) y cuya cara A promete un formato canción con gran importancia de voces que sorprenderá a los que piensen que este chico tan solo es maestrillo del librillo de las composiciones largas en crescendos imparables. Ni hablar: Pional es maestrillo de muchos librillos y está a punto de demostrarlo. ¿Estás preparado?

No Hay Más Artículos

Send this to a friend