Haters gonna hate. Eso ya lo sabemos. Y todos aquellos que le den al play de “Invisible” esperando que el adelanto de “Elysium” (que se lanzará en septiembre) sea un “Yes 2” van a acabar decepcionados. Muy decepcionados. Porque esto es otra cara de Pet Shop Boys lejana al electropop de pandereta que arrancaron en “Very” (Capitol, 1993) y que estilizaron hasta el infinito y más allá en “Yes” (Astralwerks, 2009): el nuevo single se dirige, sin miedo alguno, hacia las alturas inalcanzables de “Behaviour” (EMI, 1990). Y esto es algo que hay que concebir como buenísimas noticias, ya que precisamente desde “Very“, siempre que Pet Shop Boys han intentando abordar los medios tiempos y las bajunas emocionales sintéticas, han acabado incurriendo en lo ñoño (aceptamos “Home & Dry” como excepción, pero es tan acústica que se aleja de la herencia de los británicos). Así que puede que, en unos tiempos como los que corren, en los que lo que buscamos es el input inmediato a base de bombo y platillo, “Invisible” acabe percibiéndose como el tema aburrido que nadie esperaba de Pet Shop Boys después del subidón de “Yes“. Desde FPM, sin embargo, lo defendemos a la de ya como el tema valiente con el que Pet Shop Boys han conseguido recuperar la buenísima forma de “Behaviour“: un tema atmosférico, nostálgico y envolvente al que sólo le falta un clip de Bruce Webber para redondear la jugada. Aun así, el video no está nada mal y vuelve a conjugar el humor de Tennant y Love con su cualidad intrínsecamente melancólica.

No Hay Más Artículos