dotore-variaciones-temas

Supongo que todo el mundo recuerda qué estaba haciendo cuando murió Michael Jackson o cuando el coche de Lady Di se estampó lo más grande. Pero, qué queréis que os diga, yo me acuerdo de otras cosas. Como, por ejemplo, qué estaba haciendo la primera vez que escuché a Dotore. Se trataba de su primer disco, “Demonios al otro lado del océano” (Primo, 2007), y yo estaba trabajando delante del ordenador. Sus canciones, sin embargo, soboteaban continuamente mi capacidad de concentración, conduciendo mi cabeza a través de una ruta turística que podía sentirse en todas y cada una de las canciones de aquel álbum. Es lo que tiene que Pablo Martínez Sanromá sea un espíritu viajero que se ha recorrido medio mundo: que eso, al final, se acaba notando en su música. Se notó en su debut y se volvió a notar en su segundo disco, “Los veranos y los días” (Sones, 2011).

Ahora, sin embargo, creo que también voy a recordar para siempre qué estaba haciendo cuando escuché por primera vez “Piel blanca“, “Balinesa” y “El filo de los días tranquilos“, los tres avances que por ahora ha realizado Dotore del que será su tercer álbum, que se titulará “Variaciones” (Sones, 2014) y que se lanzará durante la primavera. Las dos últimas fueron lanzadas en diciembre, mientras que “Piel blanca” ha sido liberada hoy mismo para delicia de todo aquel que quiera y sepa escuchar y que quiera apuntarse a esta locura a través de la que Dotore va a ir enseñando las canciones de “Variaciones” uno a una, cada una con su propia (y preciosa) portada obra de Gorka Villaescusa.

Y si digo que voy a recordar este momento es porque, la verdad, ha sido todo un shock. Acostumbrado al folk-pop que hasta ahora practicaba Pablo Martínez Sanromá, es inevitable sentirse golpeado por unas nuevas sonoridades para las que faltan asideros. Difícil pensar en alguien que esté haciendo algo parecido en nuestro país… Como mucho, me aventuro a decir que esto suena a una dimensión paralela donde a Extraperlo o El Último Vecino los produjera la escudería TriAngle al completo. Y me quedo corto a la hora de definir con palabras este placentero y brumoso paraíso de ambientes vacacionales preñados de estatismo eléctrico. Porque, al fin y al cabo, lo mejor que puede decirse de estos tres temas es que son una puñetera maravilla. Ganazas de escuchar “Variaciones” al completo.

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend