disclosure-bang-that

Es oficial: Disclosure tendrán nuevo disco este año 2015… Por ahora, escuchamos el temazo “Bang That” y recordamos que nunca dejamos de adorarles.

 

Ya es oficial: el segundo disco de Disclosure se lanzará a lo largo del presente año 2015. Ellos mismos lo confirmaron en una reciente entrevista con Annie Mac y, de hecho, estos días han dejado caer lo que parece ser el primer single de ese nuevo trabajo que nos espera a la vuelta de la esquina (esperamos que más pronto que tarde, así lo podremos aprovechar en verano). Una aclaración: esta es la típica sucesión de eventos que desde la prensa hilvanamos pero que puede que no tengan nada que ver el uno con el otro. A lo mejor, al fin y al cabo, este gigantesco “Bang That” se queda en un aperitivo que no se incluye en el disco final ni tiene nada que ver con él, porque los hermanos Lawrence ni han confirmado ni desmentido nada de nada.

Pero centrémonos en lo que tenemos en el plato, que no es poco: “Bang That” es el primer tema original de Disclosure que nos podemos echar a la garganta desde el ya lejano “The Mechanism” en compañía de Friend Within y desde el más lejano todavía “Settle” (Cherrytree, 2013. Pero, ojito, porque este nuevo corte va a sorprender a los que esperen una nueva muestra de ese mal llamado deep-house del que, digámoslo aquí y ahora, los Lawrence son los principales culpables: ellos pusieron ese sonido ahí, y de aquellos polvos estos lodos.

En un momento en el que aquel deep-house ha acabado por convertirse en algo así como el hermano amable del EDM, Disclosure pegan un puñetazo sobre la mesa y demuestran que sus orígenes siempre fueron mucho más ilustres que los de esos habitantes de polígonos de extrarradio que dicen ser sus hijos putativos. “Bang That” vuele a partir del house, evidentemente, pero esta vez lo hace en una vertiente más garage que rave (su base es un sampler del “Pass Out” de 313 Bass Mechanics) y, sobre todo, acaba derivando hacia una megalómana odisea de body music que roza el teknazo menos durillo y que está llamado a convertirse en un quemapistas para este 2015. Bueno, venga, afirmemos en voz alta: nunca perdimos la fe en Disclosure, pero ahora volvemos a estar con ellos igual de palote que la primera vez que los escuchamos.

 

No Hay Más Artículos