clubz-epocas

No te fíes del pop, porque a veces te partirá el corazón… Y a veces lo hará con tantísima intensidad como en el temazo “Épocas” de Clubz.

 

Con el pop siempre tienes que andarte con cuantos más ojos mejor… ¿Por qué? Porque, en cuanto te despistas, te parte el corazón. Y eso es así. Te acostumbras a que el pop sea ese género amable infalible a la hora de alegrarte los días más tristes y, de repente, entre canción maja y canción maja se cuela un heartbreaker con piel de cordero. Si decimos esto es porque estos días el dúo Clubz publica nuevo single, y en la redacción de FPM ya llevamos más escuchas en repeat de las que son recomendables para mantener una mínima cordura mental. Pero así son las cosas. Y así os las hemos contado.

La cuestión es que tendríamos que haberlo visto venir: Clubz son ni más ni menos que el último fichaje de CANADA, ese sello musical que se está granjeando (más que merecidamente) la fama de ir siempre un paso por delante y ser totalmente infalible a la hora de seleccionar todo un conjunto de sonoridades que hablan tanto en presente perfecto como en futuro fascinante. En el caso de Clubz, el dúo de Monterrey ya hace tiempo que viene facturando temazos y acaparando miradas. Pero ya se sabe: México queda lejos, y siempre necesitamos de ayudas como las de CANADA para focalizarnos en lo realmente importante.

En este caso, además, Clubz desembarcan en nuestro país con un temarral de tomo y lomo como este “Épocas” que nos ocupa: una canción que consigue atesorar la tristeza synth infinita de Junior Boys y llevarla hacia terrenos de coolism de nuevo siglo como el de CHPLN. Una canción que se te mete dentro a través de su melodía como brisa marina, sus palmadas de pop pluscuamperfecto y esa letra que acabará de rizar el rizo y provocarte una bonita lagrimilla en medio de tus bailoteos más sofisticados. Sólo le ponemos un pero: ¡queremos más Clubz!

 

No Hay Más Artículos