brunetto-evergreen

A día de hoy, en plena vorágine de recuperación noventera, los artistas que rozan con la punta de sus dedos esta mencionada década lo hacen de dos formas muy diferentes: de manera autoconsciente (es decir, sabiendo a lo que se rinde tributo e intentando darle le vuelta para buscarle las costuras e intentar enseñar nuevas caras de lo homenajeado) o de manera inconsciente (lo que viene a ser toda esa gente que no busca nada más que reproducir el sonido en el que se quedaron “colgados”, con el plus de aburrimiento y sonrojo que eso comporta). Esta división me viene a la cabeza al escuchar “Evergreen” de Brunetto porque al llegar al minuto uno ya hay una cosa que me ha quedado clara: que aquí hay tributo a un sonido de los 90s muy particular (el mismo artista menciona la banda sonora de “Fight Club” realizada por The Dust Brothers), pero también una voluntad magistral de ponerle alas en los pies a ese sonido para que vuele hasta nuestro presente e incluso un poco hacia el futuro.

Lo mejor de todo es que, al llegar al minuto dos, hay otra cosa que queda más clara todavía en “Evergreen“: que aquí no sólo hay autoconsciencia (y muy buen gusto musical a la hora de escoger las referencias) sino que, sobre todo, en este tema prima una intelectualización del género que, sin embargo, es presentada ante quien escucha de forma cristalina, límpia, más física que mental. Y perdonen ustedes, pero al releerme todo lo dicho me parece pura palabrería para decir lo que debería haber dicho al principio: que esto es un temazo de tomo y lomo. Y que, además, convierte en realidad uno de esos sueños lúbricos que muchos ni habíamos sospechado tener: el choque entre la voz de Esteban Ruiz (que siempre nos hizo pensar a muchos lo bien que quedaría en parajes bailables lejanos a los habituales de I Am Dive) y la música de Brunetto. Esto es solamente, además, el avance del que será el nuevo disco de Brunetto, que se titulará “Sheroine” (Irregular, 2014) y que se lanzará el año que viene. Hasta entonces, la previsión meteorológica dice que a esta canción le van a caer muchos “repeats”.

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend