my-brightest-diamond-pressure

Hace unos días, durante la actuación de St. Vincent en la season finale de “Saturday Night Live“, me daba por preguntarme: ¿por qué se ha hecho esta tipa tan grande mientras que My Brightest Diamond se ha quedado en un (dignísimo) segundo plano? La respuesta es clara: puede que St. Vincent guste a la gente porque hace algo “arty“, pero lo cierto es que Shara Worden es “beyond arty“, algo difícilmente asimilable para la legión de seguidores de la otra. Durante esa misma actuación, también pensaba: ¿cuándo carajo lanzará nuevo disco My Brightest Diamond? Porque la verdad es que su anterior “All The Things Will Unwind” (Ashmathic Kitty, 2011) fue uno de esos trabajos que cayeron entre nosotros con cierta frialdad pero que, poco a poco, fueron revelándose como un grower absoluto repleto de temazos de esos que te ponen de puntita los pelos de todo el cuerpo. Esta segunda pregunta, sin embargo, acaba de encontrar una respuesta que pocos esperábamos…

El nuevo álbum de My Brightest Diamond se titulará “This is my Hand” (Ashtmathic Kitty, 2014) y se pondrá a la venta el próximo 16 de septiembre, coincidiendo con la vuelta al cole. Para los impacientes, sin embargo, Worden ya ha dejado escuchar un pildorazo más bien tremendo: “Pressure” es una canción que muchos no conseguirán encajar en la discografía de My Brightest Diamond. Y no les culpo. Es raro de cojones, con esa rítmica de percusión que no lleva a ninguna parte pero que consigue convertir el camino en algo apasionante y con ese estribillo cabaretero y puramente teatral. Incluso con ese bajo jazzy y burbujeante. Repito: es una canción rara de cojones. Pero también es una canción sorprendente, original, que te mantiene en vilo en cada uno de sus giros, en cada uno de sus volantazos. Una delicia sin asideros ni referencias en el panorama actual… Pero es que Shara Worden siempre ha volado libre. Muy libre.

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend