synth-boxing

Comunmente, la música synth se identifica con una noche suavecita, con cuerpos que se acarician y todas esas chorradas que nos inculcó el synth-pop ochentoso. Bueno, “chorradas” tampoco, pero hay que reconocer que el chill wave perpetuó unos prejuicios que este género hacía tiempo que arrastraba. Por suerte, siempre hay propuestas que intentan saltarse los prejuicios y obligar a que el público también se los salte. Pongamos como ejemplo el Synth Boxing… Y aquí habrá quien se pregunte: ¿pero cómo? ¿Synth y boxeo? ¿Algo tan suave combinado con algo tan fuerte? Pues va a ser que sí. Y también va a ser que ya era hora. La idea se la tenemos que agradecer al finlandés Mesak y al sueco Limonious (aka Pavan), quienes no se han dedicado a poner discarrales synth en combates de boxeo ni mucho menos: lo que han hecho es, básicamente, llevar el synth hasta los límites del género en una fiesta que no le hace ascos a géneros subidos de tono como el funk. Un género, al fin y al cabo, que lleva un par de años pegando bien fuerte.

Si todo esto sigue sonándote un poco extraño, lo mejor que puedes hacer es acercarte a una clase magistral de Synth Boxing como la que tienen preparada los dos artistas mencionados de cara al próximo MMVV (Mercat de la Música Viva de Vic), que además celebrará por todo lo alto su edición número 25. Allá, el día 14 de septiembre y para un aforo limitado de 200 personas en la Carpa Vermella, Mesak (que vendrá acompañado de su fiel y gamberro escudero, Claws Costeau) y Pavan se harán acompañar de otros nombres ilustres del género, tal y como el noruego Sproutbass o las aportaciones patrias de los imprescindibles Fitzroy North y Niño. Si no quieres llegar tarde a la fiebre de Synth Boxing que se nos avecina, lo mejor será que nos veamos en el MMVV.

No Hay Más Artículos