subdued01

El pasado sábado, la firma italiana de moda juvenil Subdued celebró por todo lo alto el opening de su primera tienda en España… ¡Te lo explicamos todo!

 

Mientras lloramos el hecho de que hay marcas que parece que nunca se podrán instalar en España en detrimento de otras que parecen querer monopolizarlo todo, debemos aplaudir el hecho de que haya otras que sí puedan instalarse en nuestras ciudades y quieran apostar por los consumidores españoles. Es el caso de la italiana Subdued, que el sábado pasado inauguró su primera tienda en Barcelona. Juvenil, divertida, fresquita… Subdued es una firma orientada a jóvenes muy jóvenes (su target objetivo son chicas de 14 a 18 años), pero también a todas aquellas peterpanas que no asimilen bien la edad de su DNI y quieran / puedan lucir sus tallas y modelitos (que también las habrá).

Hay quien la compara con Brandy Melville por su espíritu “coachellero“, por sus looks desenfadados que apuestan por la comodidad sin renunciar a ir a la última, por sus colecciones inspiradas en el rollete californiano que lo mismo te destacan un crop top que un quimono con flecos y por esas ganas de vestir con la última tendencia a la muchachada desde que son bien pequeñitas, permitiendo que desarrollen muy pronto su propio gusto por la ropa y la moda. Ahora que viene la temporada de festivales, es el momento ideal de peregrinar hasta el número 118 de la Rambla de Catalunya y elegir modelos entre su amplio catálogo de prendas listas-para-llevar y ser lucidas entre concierto y concierto.

 

 

El sábado pasado fue su gran día, y Subdued aterrizó en Barcelona en lo que dicen que fue un evento por todo lo alto en el que no faltó de nada: la dulce Anna Ponsa estuvo pinchando con su traje de MissNobody dj, la actriz Greta Fernández actuó como embajadora celebrity, Francesa Petetti, Style Manager de la firma, estuvo como representante del equipo de Italia, y también estuvieron por allí los Model Casting de Subdued, un equipo que se dedica a cazar a las chicas más llamativas para ficharlas en los propios eventos como modelos de su marca. Hubo de todo: colas y carreras esperando la apertura de puertas, música, dulces, una caravana hippy con su make up set… Pero, sobre todo, mucho público y muchas ganas de estrenar un nuevo nombre dentro del mapa de compras barcelonés. Desde aquí solo podemos decir: ¡bienvenida, Subdued!

No Hay Más Artículos