Analizamos los casos paralelos de Spring King y Car Seat Headrest: dos bandas que viven dos hypes diferentes (pero también algo parecidos).

 

¿DE DÓNDE SALEN? Spring King de Manchester. Car Seat Headrest de Virginia, aunque su centro de operaciones se ubica actualmente en Seattle. Tenemos aquí, por tanto, a dos ejemplos del nuevo rock alternativo anglosajón que se practica a ambos lado del Atlántico, en Gran Bretaña y Estados Unidos. Los primeros parten del punk para añadirle los prefijos post, pop, rock y garage. Los segundos se inspiran en el indie-rock derivado de referencias como Pavement o Yo La Tengo.

Pese a tales diferencias, los dos grupos comparten un origen común como planes unipersonales pergeñados bajo predicamentos DIY, más por estricta necesidad que por capricho juvenil. En el caso de Spring King, su compositor, productor, batería y vocalista, Tarek Musa, inició el proyecto en 2012 en su casa familiar, donde compuso sus primeras canciones. Por su parte, Car Seat Headrest nació en 2010 como la aventura individual de Will Toledo, que no tenía otro lugar para elaborar sus temas que el asiento trasero de su coche (de ahí su nombre, lógicamente).

Ambos músicos, sin embargo, fueron mejorando sus producciones progresivamente: reforzado con Pete Darlington, Andy Morton y James Green, Musa dio forma a dos EPs de Spring King (“Demons” -Paradyse, 2014- y “They’re Coming After You” -Handsome Dad, 2015-) y un buen puñado de singles; mientras que Will Toledo explayó su creatividad a gusto publicando en Bandcamp hasta ¡doce discos! autoeditados de Car Seat Headrest, lo que hizo que se convirtiera en una figura de culto en la blogosfera.

Gracias a ello, Car Seat Headrest fichó por el sello Matador en 2015, alumbró el álbum ‘oficial’ “Teens Of Style” (Matador, 2015) -una compilación de su obra anterior- y reclutó para su banda a Ethan Ives, Andrew Katz y Seth Dalby. En paralelo, Spring King vivieron su momento crucial también el año pasado, cuando Zane Lowe pinchó su tema “City” en la estación radiofónica virtual Beats 1, espaldarazo que les permitió entrar posteriormente en Island Records. Asentados en sus nuevos hogares discográficos, Spring King editaron su debut en largo, “Tell Me If You Like To” (Island, 2016); y Car Seat Headrest su primer álbum propiamente dicho como grupo a todos los efectos, “Teens Of Denial” (Matador, 2016).

Spring King

Spring King

NOS TIENEN TÓ LOCOS PORQUE… Spring King han entregado en “Tell Me If You Like To” una completa ración de punk-pop-rock desacomplejado, que no busca otra cosa que agitar al oyente a base de latigazos eléctricos, coros efusivos y estribillos pegadizos. Eso sí, en su Gran Bretaña natal los han acusado de haber domesticado el estilo despendolado de sus comienzos tras haber accedido a una major. Pero, ante canciones como la mencionada “City”, “Rectifier” o “Tell Me If You Like To” (efervescentes y sólidas rítmicamente, recuerdan a los primeros Kaiser Chiefs), “Detroit” (de punk-pop burbujeante) o “The Summer” (homenaje garagero al pop californiano clásico), sólo queda dejarse llevar por su ímpetu y acierto melódico.

Por otro lado, “Teens Of Denial” ha confirmado sin ambages el talento compositivo de Will Toledo, cuyo look nerd esconde a un letrista ingenioso y certero a la hora de explicar con precisión quirúrgica sus pensamientos y sentimientos sobre asuntos trascendentales y cotidianos a través de un alter ego llamado Joe, representación del típico joven aturdido por las contradicciones de la vida moderna. Aunque su angst rock no sólo destaca por sus versos, sino también por su envoltorio sonoro, compactado como mandan los cánones de la mejor tradición indie-rock yanqui (“Fill In The Blank”, “Not What I Needed”), desparramado en extensas odiseas eléctricas que progresan con firmeza (“Vincent”, “Cosmic Hero”) o rozan la épica (“The Ballad Of The Costa Concordia”) y esculpido a partir de moldes post-grunge (“Destroyed By Hippie Powers”), power-pop (“1937 State Park”) y pop (“Unforgiving Girl (She’s Not An)”), variaciones estilísticas que reflejan a la perfección la versatilidad instrumental y el amplio background musical de Toledo.

Car Seat Headrest

Car Seat Headrest

PREDICCIÓN DE FUTURO. Después de rociar el verano musical de picante punk, Spring King tendrán que demostrar cómo resisten el paso de los meses las canciones de “Tell Me If You Like To” y, a la vez, cómo la propia banda soporta los posibles perjuicios del hype, ya que su historia creció como una bola de nieve aupada por los medios especializados británicos. Y, ya se sabe, todo lo que sube rápido puede bajar a la misma velocidad… En cambio, Car Seat Headrest cuentan con la ventaja de que, pese a su juventud, Will Toledo ha desarrollado una carrera consistente que, vista su evolución, tiene todas las papeletas para seguir ascendiendo de una manera imparable. A lo largo de ese trayecto, Toledo dispondrá de la oportunidad de confirmarse como autor de grandes himnos indie-rock y, de paso, como legítimo heredero de Stephen Malkmus.

DOS Y DOS SUMAN CINCO. Punk-pop + descaro juvenil + post-punk + peligro de hype = Spring King / Indie-rock + imaginación lírica + angst rock + versatilidad compositiva = Car Seat Headrest

MÁS EN… la web de Spring King y en el Tumblr y el Bandcamp de Car Seat Headrest.

MIRA… “Detroit” de Spring King y escucha “Fill In The Blank” de Car Seat Headrest

No Hay Más Artículos