El Sónar 2018 va a celebrar su 25 Aniversario enviando a los extraterrestres los mensajes musicales de artistas electrónicos muy tremendos.

 

Bueno, bueno, bueno… La que se nos avecina, chiquis. Porque, a ver, todos sabíamos que el Sónar celebraría su 25 Aniversario el próximo año 2018 (del 14 al 16 de junio en Barcelona) y, al fin y al cabo, quien más y quien menos había empezado a fantasear con el “cómo” iban a ser los festejos. Así las cosas, dejad que os digamos una cosa: ni en vuestros sueños más lúbricos habríais imaginado lo que estaba preparando la organización del festival barcelonés, porque la verdad es que los fastos no podía ser más locos (y, a la vez, jodidamente elocuentes).

Dicen desde el Sónar que llevan 25 años rastreando los sonidos más avanzados a lo largo y ancho de planeta Tierra y que, por lo tanto, quieren descorchar su 25 Aniversario haciendo lo mismo pero en diferente lugar. Dicho de otra forma: que van a rastrear el universo a la búsqueda de inteligencia extraterrestre. Seguramente, en los últimos días ya hayas visto el hashtag #GJ273b pululando por las redes sociales… Pues, bien, resulta que este tinglado se refiere a Luyten, la estrella más cercana con un exoplaneta potencialmente habitable conocido que es visible desde el Hemisferio Norte. Y resulta también que entre los días 16 y 18 de octubre, el Sónar ya ha enviado todo un conjunto de mensajes radiofónicos en dirección hacia este planeta.

Sónar 2018

No son mensajes cualquiera: el Sónar se ha hecho con la complicidad de todo un conjunto de artistas que han pasado por el festival y les ha pedido que compongan cada uno una pequeña pieza musical que sea un mensaje en sí mismo. Los participantes han sido Autechre, Modeselektor, Laurent Garnier, Holly Herndon, Matmos, Jean-Michel Jarre, Nina Kraviz, Francisco López, The Black Madonna, Kerri Chandler, Ólafur Arnalds, Kode 9, Laurel Halo, Soichi Terada, Fatima Al Qadiri, Cabo San Roque, BFlecha y Nisennenmondai. Ahí queda eso.

Y lo mejor de todo es que esto no se queda aquí, sino que en abril de 2018 se realizarán una segunda tanda de transmisiones en las que participarán artistazos como Richie Hawtin, Carsten Nicolai, Squarepusher, Kate Tempest, Daito Manabe, Juana Molina, Niño de Elche, Cora Novoa, Lorenzo Senni, Zora Jones, Desert, LCC, Yuzo Koshiro… ¿Y tú también? No. No estamos de broma. El Sónar 2018 ha abierto la convocatoria para que cualquiera envíe sus mensajes o sus propuestas, entre las se elegirán las tres mejores para ser enviadas de aquí a unos meses (de hecho, los ganadores también recibirán un pase VIP y otras tres invitaciones igualmente VIP para asistir al Sónar 2018 con sus amigos, lo que no es moco de  pavo).

Por cierto, ¿te pica la curiosidad y quieres saber qué tipo de mensajes son los que han compuesto todos estos artistazos? Copiando y pegando lo que nos pasa la buena gente del Sónar, aquí tienes algunos ejemplos muy de quedarse lelo: “Carsten Nicolai ha propuesto una grabación de los latidos del corazón de su hija antes de nacer; Autechre, una música hecha con los primeros 449 números primos; BFlecha, una pieza basada en los ciclos de los ecosistemas terrestres y de toda forma de vida; Jean-Michel Jarre, una melodía atractiva y reconocible, a la manera de “Encuentros en la Tercera Fase“; The Black Madonna, desde una perspectiva más irónica, explica cómo se hace un hit musical en la Tierra; Nina Kraviz, un clamor de paz, a través de la palabra rusa “mir” (que significa a la vez “mundo” y “paz”); y Laurel Halo, un lamento poético que al mismo tiempo es un grito de socorro: “Please save us!” (“Por favor, ¡salvadnos!”)“.

 

 

Así llegamos a la segunda parte de todo este maravilloso tinglado: ¿desde dónde se están enviando todos estos mensajes (que, por cierto, no llegarán hasta Luyten hasta el año 2030)? Pues resulta que el Sónar, en colaboración con el IEEC (Instituto de Estudios Espaciales de Catalunya), ha realizado estas transmisiones desde un lugar tan mágico como la antena de EISCAT (Asociación Científica Europea de Dispersión Incoherente) en la localidad noruega de Tromsø… Y aquí viene donde nosotros personalmente pasamos de estar completamente rendidos a sospechar de la forma más gozosa posible.

Porque, sinceramente, ¿has visto ya el vídeo que acompaña a este artículo? En él, además de informar al respecto de toda esta acción del #GJ273b, queda perfectamente representado que el Sónar ha convertido la antena de EISCAT en un instrumento musical particularmente bello. Lo que, sabiendo lo que le gusta al festival barcelonés una campaña que nos ponga del revés y que juegue con nuestras expectativas y con nuestra perspectiva de la realidad, nos obliga a preguntar: ¿y si todo es un montaje? ¿Y si toda esto es una ficción y forma parte de la verdadera campaña que todavía está por llegar?

Que, a ver, el EISCAT existe, ya puedes escuchar las composiciones musicales que -presuntamente- se han enviado a través de la página sonarcontact.com. Pero nosotros somos muy pero muy que desconfiados, y el video en cuestión es tan bonito y está tan bien hecho que nos recuerda irremediablemente a otras campañas (de este festival o no) que nos la metieron bien doblada. En este caso, solo el tiempo nos dará o nos quitará la razón. Pero, nos la dé o nos la quite, vamos a disfrutar como enanos con este 25 Aniversario del Sónar.

Más información en la web del Sónar Calling.

 

Sónar 2018

No Hay Más Artículos