son-lux-caprichos-apolo

Son Lux se mueve entre la orquestación de Owen Pallet y la espectacularidad de Woodkid… Así que atiende, porque su directo el próximo día 10 de julio en Caprichos de Apolo es un must see.

 

En su momento, la web Consequence of Sound describió a Son Lux como “El oscuro operístico nivel medio entre Owen Pallett y la era “In Rainbows” de Radiohead”. Trocotró. Y es verdad que cancionazas del tamaño de “Lost it to Trying” suenan a desbordante rareza y a derroche de originalidad, gracias a ese mix perfecto entre la orquestación rimbombante y la electrónica con vida. Una delicia, vaya. Son Lux es Ryan Lott, y como tal ha participado en bandas sonoras de cine y en producciones varias (ha colaborado con Peter Silberman de The Antlers, These New Puritans y My Brightest Diamond)… Pero, ya bajo el nombre de Son Lux, el niño maravilla lleva tres discos de recorrido y este año caerá el tercero, “Alternate Worlds” (Joyful Noise, 2014), con el que ya se nos avisa de que tocará el cielo de los grandes compositores del momento, poniéndose a la altura de Woodkid e incluso de Sufjan Stevens (salvando las distancias, claro). Así que cuidao con esta enigmática figura, porque viene con ganas serias de comerse el mundo.

Más allá de las comparaciones, los shows de Son Lux son conocidos por su espectacularidad, ya que traslada al escenario las tablas aprendidas en la música cinematográfica y va más allá. Su visita a Barcelona en el marco de los Caprichos de Apolo el próximo día 10 de julio, por lo tanto, debe ser considerada casi casi como el acontecimiento del mes. Los miembros de Apolo 113 solo pagarán 7€ por la entrada, pero ya lo adelantamos: shows como este no se pagan con dinero.

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend