La Sala Apolo se ha pasado varios meses de obras… Y por fin sabemos el secreto de su renovación: ¡se amplía a tres espacios con una nueva sala tranquila!

 

A poco que salgas de fiesta en Barcelona, seguro que sabes que la Sala Apolo ha estado unos meses de obras… Durante casi todo el verano, el único espacio que ha estado funcionando a plena potencia es el principal, mientras que La [2] permanecía cerrada a cal y canto preparando todo un conjunto de novedades que han tenido a la Ciudad Condal cuchichenado y preguntando: ¿qué carajo va a pasar? ¿Qué están haciendo? Y, sobre todo, ¿cómo acabará afectándonos a nosotros?

Pues, tranquilo, porque las obras se han acabado y ya os podemos soplar qué es lo que va a ocurrir a partir de ahora en la Sala Apolo. Para empezar, lo más espectacular es que los espacios crecen de dos a tres: ahora ya no solo tenemos la Sala Apolo y La (2) de Apolo (sí, chicos, por fin podemos olvidarnos de buscar en el teclado los símbolos “[” y “]” cada vez que queramos escribir su nombre), sino también una nueva La (3) de Apolo. Esto viene a significar que el aforo de la sala aumenta hasta la friolera de 2.900 personas repartidas entre los tres espacios que están interconectados entre ellos.

Sala Apolo

Pero, a ver, ¿qué ocurre con cada espacio en concreto? La sala principal se mantiene tal cual pero añade nuevos accesos además de un refuerzo técnico que mejora la calidad acústica. La (2) amplía aforo y mejora su sistema de sonido, además de incluir un nuevo equipo de iluminación y sonido, nuevas barras y nueva ubicación tanto de lavabos como de camerinos. Y La (3), tan solo para 95 personas con abertura en el techo y barra propia, se presenta en sociedad como “una sala polivalente que es, a la vez, un proyecto destinado a la creación musical y visual y un espacio de distensión con barra propia“. Dicen que va a ser “el espacio tranquilo” de la Apolo, y es imposible no ponerse palote solo con pensarlo.

Y, claro, si la Apolo se renueva por dentro, está cantado que esto afectará también a los clubs que alberga. El que más nos interesa, para qué vamos a negarlo, es el Nitsa… Pero, ojo, porque no podíamos estar más contentos con la noticia de que, a partir del próximo 27 de octubre, el Nitsa se convierte en un renovado club de música electrónica con dos espacios: la sala grande, que seguirá llamándose Nitsa, y La (2) de Apolo, que recupera un nombre tan querido por muchos como es el de Astin. Ay, qué recuerdos… Sea como sea, atiende, porque en las primeras semanas ya hay programados en el Astin sets tan impresionantes como los de Hot Chip djs, Erol Alkan o Adesse Versions.

No solo eso: los nuevos espacios de la Sala Apolo serán aprovechados por fiestas existentes como Nasty Mondays, Blaster Disaster, Crappy Tuesdays, Caníbal Apolo o Cup Cake, además de por ciclos como los habituales Caprichos de Apolo o la nueva Escola de Rock, un nuevo ciclo de matinales musicales pensados para toda la familia. Ha sido una larga espera de obras e incertidumbre… Pero ha merecido la pena, ¿verdad? [Más información en la web de la Sala Apolo]

 

No Hay Más Artículos