La confusión está servida… ¿Quién no ha pensado, al toparse por vez primera con el nombre de Rocky Votolato, que este tipo tiene que ser un practicante irredento de la canción melódica italiana? ¿Compañero de generación de Umberto Tozzi y Adamo? Nada que ver. Rocky Votolato puede que también esté especializado en los medios tiempos dulces, casi baladísticos, pero olvídate del rollo italo: el pasado musical de este artista nacido en Texas pasa por el indie rock de guitarras más Seattle, el mismo que practicaba al frente de su banda Waxwing. Con el tiempo, Votolato abandonó a sus compañeros, abandonó el rock, el indie y casi casi abandonó las guitarras: las canciones que practica en solitario suelen sustentarse en el mínimo común denominador en lo que a instrumentos se refiere. Pero ya se sabe: lo mínimo a veces se transforma en un máximo. En este caso, un máximo emocional. Y eso es lo que podrá disfrutarse en su inminente gira española, ya que Rocky Votolato actuará el 13 de abril en Bilbao (Azkena), el 14 en Ourense (Café Pop Torgal), el 16 ya ha hecho sold out en Barcelona (Heliogábal) y el 17 acabará en Madrid (Siroco). Lo mejor de todo es que la gira del artista pasará por todas las mencionadas ciudades con un telonero que más que telonero compite directamente con el acto principal: The Secret Society, que siguen aprovechando ese momento de gracia creativa que ya dejaron bien claro en “Peores Cosas Pasan en el Mar” (Gran Derby, 2011).

No Hay Más Artículos