Es oficial: Primark ha retirado de sus tiendas unas chanclas para hombre que contenían altos cantidades de un componente químico cancerígeno.

 

La respuesta a la pregunta del titular de esta noticia es muy pero que muy sencilla: sí, Primark ha estado vendiendo chanclas con un alto componente cancerígeno. Tal cual. De hecho, ha sido el propio gigante de la moda low cost quien ha emitido un comunicado en el que ha dejado al descubierto este problema y en el que afirman cosas como la que sigue: “Hemos encontrado niveles peligrosos de una sustancia restringida en el producto que excedían los barómetros aceptados de 1,0 mg/kg. Nos tomamos muy en serio la seguridad de nuestros clientes y la calidad de nuestros productos“.

La sustancia en cuestión es un componente químico llamado chrysene que es altamente cancerígeno y que, si nos fiamos del comunicado mencionado más arriba, no se suele utilizar en los productos de Primark. Sea como sea, en este caso en concreto sí que se usó el chrysene en concreto para la fabricación de todo un conjunto de chanclas para hombre en color azul, negro y caqui dentro de la línea Cedar Wood State de la firma. Las piezas problemáticas se han estado vendiendo en las tiendas de Primark desde el 4 de enero hasta el 2 de junio de este mismo año 2017.

La marca de low cost ha procedido a retirar absolutamente todas las existencias de estas chanclas de sus tiendas. Y, además, ha prometido un reembolso del precio de las chanclas a todos los usuarios que lo reclamen, sin necesidad incluso de presentar el tíquet de caja… Aun así, cabe preguntarse: ¿es esta medida suficiente para paliar el posible daño causado por Primark en sus compradores? ¿Cómo ha podido “colarse” un producto potencialmente cancerígeno en la línea de venta de la firma durante más de cinco meses? ¿Esta noticia no debería levantar las alarmas hacia ciertas prácticas de marcas similares?

Y, sobre todo, ¿van a haber más investigaciones (y probables represalias) en torno a las posibles secuelas de los que han usado estas chanclas? Porque, sinceramente, es preocupante la actitud de ciertos gigantes de la moda low cost que piensan que pueden actuar de forma impune ya no solo sin tener en cuenta la salud del planeta, sino también mostrándose impunes respecto a la salud de sus propios compradores.

Más información en la web de Primark.

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend