Pional y Daniel Baughman se han juntado para hacerte la vida más feliz con esta sesión

Pional y Daniel Baughman tenían que pinchar por separado en Praga, pero al final decidieron hacer un b2b… Y, básicamente, alegrarnos la existencia.

 

Pues no lo sé, tíos, vaya pena de humanidad en la que la mayor parte de niños crecen queriendo ser David Guetta, volando de ciudad en ciudad en jet privado con un pendrive en el que llevas la sesión prácticamente grabada y dejándote el alma en promociones absurdas y horas de peluquería para tener siempre el tupé a punto. Vaya. Puta. Pena. Lo siento, pero esto no es lo que yo tengo en la cabeza cuando me imagino lo que significa ser dj en el siglo 21… Y la culpa de mi visión romántica la tienen buena gente como Pional y Daniel Baughman.

Me explico. Los dos colegas se acaban de cascar un b2b muy tremendo, y Pional explica en su Facebook el cómo, cuándo y por qué con las siguientes palabras: “Hace un par de semanas, a Daniel Baughman y a mi nos invitaron a Praga para tocar en el Futurum Music Bar en una noche del sello Hivern Discs. Se suponía que íbamos a pinchar el uno después del otro pero, en vez de eso, decidimos pinchar toda la noche juntos. Aquí está un trozo extraído de las cuatro horas de nuestro b2b, con algunos temas inéditos míos y de amigos, además de algunos de mis favoritos más recientes“.

Y esta, señores y señoras, es mi visión romántica de lo que significa ser dj: improvisar para, básicamente, disfrutar en compañía de tus colegas. Y, por el camino, claro está, marcarse unas sesionacas de quedarse realmente lelo como la que podéis escuchar al final de este artículo: casi dos horas que suenan poderosamente a Hivern Disc en las que se puede distinguir perfectamente el toque de los dos djs. Por un lado, la infinita clase, la clase magistral de house y periferias, el toque de accesibilidad bailable de Pional. Por el otro, la visión orgánica que casi se puede tocar con la punta de los dedos de Daniel Baughman.

Sesiones como esta son las culpables de que siga teniendo esperanzas a la hora de pensar en el oficio de dj como uno de los más nobles artes que existen en la actualidad… ¿Quién, si no es alguien con mucho arte, iba a meter una versión del “Bandido” de Azúcar Moreno en la mitad de la sesión para dejarnos muy pero que muy locos? [Más información en el Soundcloud de Pional y en el de Daniel Baughman]

 

No Hay Más Artículos