¿Hay vida más allá de las grandes secciones del Festival de San Sebastián 2016?

La Sección Oficial y las Perlas del Festival de San Sebastián 2016 se llevan toda la atención. Pero, ojo, porque hay vida (maravillosa) en otras secciones.

 

¿Puede uno montarse un Festival de San Sebastián la mar de majo alejado de las aglomeraciones pleb que buscan la foto de rigor con el famoso de turno? ¿Puede uno llegar a la clausura del Zinemaldia totalmente satisfecho de lo que ha visto en el certamen sin haber pisado ni por un segundo las proyecciones de la Sección Oficial y de Perlas, sin duda las secciones más grandes y que más interés despiertan entre el público general? La respuesta a ambas preguntas es sí, y la explicación a esta respuesta la tendrán si siguen leyendo.

 

ZABALTEGI-TABAKALERA. Zabaltegi ha sido históricamente nuestra sección predilecta de Zinemaldia. Este festival-dentro-del-festival, que este año vuelve a asentarse en el entorno de Tabakalera, un coqueto centro cultural apartado del foco neurálgico del festival, y que por primera vez tendrá carácter competitivo, acumula algunos de los nombres más interesantes de toda la programación del certamen.

A Lullaby To The Sorrowful Mystery

A Lullaby To The Sorrowful Mystery

Por ejemplo el de Lav Diaz, flamante ganador del León de Oro con “The Woman Who Left”, que presenta el plato fuerte no ya de la sección, sino de todo el festival. Las más de ocho horas de metraje de “A Lullaby To The Sorrowful Mystery”, su ya penúltima película, pondrán a prueba la resistencia de la cinefilia más osada. Pero sarna con gusto no pica, y contemplar el último escalón en la evolución y depuración del estilo ensimismado de Diaz, desde sus balbuceos narrativos con “Naked Under The Moon” o “Hesus, Revolucionario” hasta la poderosísima “Norte, The End Of History”, bien merecerá que nos pinchemos una heparina para minimizar el riesgo de trombosis venosa profunda.

Seguimos con directores premiados este año, en este caso además con la cinta galardonada con la mejor dirección en Locarno. “O Ornitologo” le valió a Joao Pedro Rodrigues su mayor reconocimiento internacional hasta la fecha, por mucho que aquí ya seamos fans del cineasta portugués desde su apasionante “La Última Vez Que Vi Macao”. “O Ornitologo” se exhibe como una especie de viaje en paralelo exterior-interior de un científico y a nosotros no nos podría parecer una propuesta más apasionante.

Otro nombre ilustre presente en Zabaltegi es Todd Solondz, que presenta “Wiener-Dog”. Solondz retoma esa broma privada eterna dentro de su filmografía que consiste en seguir hurgando en las vidas de los protagonistas de sus primeras obras, creando una especie de genealogía del patetismo. En la obra que nos ocupa, dividida en cuatro segmentos, Solondz retoma la historia de Dawn Wiener, eje central de la seminal “Bienvenidos A La Casa De Muñecas”, aquí interpretada por Greta Gerwig.

A Quiet Passion

A Quiet Passion

Terence Davies apenas dirigió cuatro películas en veinte años (el periodo que va de “El Largo Día Acaba” a la perfecta “The Deep Blue Sea”) y ahora parece que le han entrado las prisas. Y es que, tras presentar en este festival el pasado año “Sunset Song”, que nos dejó un pelín fríos, el veterano cineasta británico repite con “A Quiet Passion”, un drama biográfico centrado en la figura de la poetisa Emily Dickinson. Con más ganas incluso espero el visionado de “Zoology”, del jovencísimo director ruso Ivan Tverdovskiy, cuya descacharrante sinopsis sobre una mujer que vive con su madre y trabaja en un zoológico a la que le crece una cola queda validada por el Premio Especial del Jurado en el festival de Karlovy Vary.

La representación de cine documental en Zabaltegi palidece un poco este año si la comparamos con la edición pasada, donde vimos por ejemplo las majestuosas “Counting” de Jem Cohen y “Heart Of A Dog” de Laurie Anderson. No obstante, habrá que darle una oportunidad a “Voyage À Travers Le Cinéma Français”, una aproximación a las filias cinéfilas de su director, Bertrand Tavernier; como también a “Uncle Howard”, de Aaron Brookner, un acercamiento a la figura de su tío Howard Brookner, enigmática figura en el Hollywood de los años 80 y director de la curiosa “Noches De Broadway”; o a Jim Jarmusch que presenta su documental sobre The StoogesGimme Danger”.

Dos propuestas españolas tienen un papel a priori muy destacado en la sección. La primera es “Sipo Phantasma” de Koldo Almandoz, un collage narrativo multifragmentado sobre vampiros y naufragios que, junto con “The Illinois Parables” de la interesantísima Deborah Stratman, forman probablemente el binomio clave por lo que se refiere a cine experimental del festival. La segunda es “La Disco Resplandece” del inimitable Chema García Ibarra, que tras agradarnos con propuestas como “Protopartículas” y “Uranes”, recoge el título de una canción de La Mafia del Amor para, esperamos, seguir su senda de obras marcianas, personalísimas y totalmente aplaudibles.

Dicen que la buena mermelada viene en tarros pequeños. Esto no siempre es así, pero en el mundo de cine el dicho suele acertar, más aún cuando los cortometrajes vienen firmados por nombres de prestigio (véanse los ejemplos de Miguel Gomes y su “Redemption” o de Athina Rachel Tsangari y “The Capsule”, dos de las obras más importantes de este siglo que, curiosamente, apenas exceden los treinta minutos de duración). Sea como sea, Bertrand Bonello tendrá presencia por partida doble en el festival, ya que a su “Nocturama”, que se verá en Sección Oficial, se le suma “Sarah Winchester, Opéra Fantôme”, una misteriosa historia sobre una ópera-ballet. A él se añade Jia Zhangke, quien tras deslumbrarnos hace un año aquí con “Más Allá De Las Montañas” presenta ahora “The Hedonists”, retomando la temática de los conflictos sociales y laborales, tan característica de su autor.

 

Something in Blue

Something in Blue

NUEVOS DIRECTORES. Nuevos Directores pasa por ser una de las secciones consideradas arriesgadas del festival. Al tratarse de primeras o segundas obras y no tener un recorrido que les avale, la elección se hace de manera puramente intuitiva, pero ahí radica parte de su encanto. Esta prometedora edición cuenta con dieciséis títulos, en su mayoría producciones europeas, pero queremos empezar destacando parte de la representación del continente asiático.

Something In Blue” del debutante Yunbo Li nos sitúa a cuatro jóvenes en la cotidianeidad urbana de la China actual, en la que parece una de las propuestas más originales y apetecibles de la sección. Desde Corea del Sur llega la cineasta Lee Hyun-Ju con su primer largometraje, “Our Love Story”, que narra el romance insospechado entre dos mujeres jóvenes, en un relato que parece acercarse a las pautas narrativas del dorama coreano. Siguiendo con el toque oriental, pero de la mano del francés Jean-Gabriel Periot, que ya estuvo presente en el festival presentando el año pasado “Une Jeunesse Allemande” en Zabaltegi, llega “Lumières D’Été” sobre el encuentro de un cineasta japonés y una joven misteriosa.

En cuanto a las muestras de cine europeo, cabe destacar en primer lugar “Park” de Sofia Exarchou, cuyo argumento nos hace sospechar que la sombra de la Greek Weird Wave aún es alargada y que su autora quiere ubicarse en la senda abierta por Yorgos Lanthimos y Athina Rachel Tsangari y continuada por Michalis Konstantatos con su “Luton” o por Ektoras Lygizos con “Boy Eating The Bird’s Food”. “Anishoara” de Ana-Felicia Scutelnicu, cuyo anterior trabajo “Panihida” se vio en el festival hace un par de años en la retrospectiva Promesas del Este, y la muy llamativa “Le Ciel Flamand” de Peter Monsaert incidirán en propuestas dramáticas desde puntos de vista a priori alejados, pero ambas las tenemos marcadas en rojo en nuestro planning para no perdérnoslas.

Quizás el auténtico must de la sección es “María (Y Los Demás)”, de Nely Reguera, cineasta premiada hace años por su cortometraje “Pablo” y ayudante de dirección de la excelente “Tres Días Con La Familia” de Mar Coll. Reguera debuta en el largometraje de ficción con esta obra que, aventurándonos, parece recordar la atmósfera intimista de cintas españolas recientes, como “Las Altas Presiones”, y que tiene como mayor reclamo comercial a Bárbara Lennie como protagonista. Aunque ya os lo comentamos: nosotros somos más de Rocío León y de Julián Villagrán.

 

La Región Salvaje

La Región Salvaje

HORIZONTES LATINOS. Las tres últimas recomendaciones antes de cerrar nuestro repaso a estas secciones “menores” del festival se incluyen en Horizontes Latinos. Y qué tres recomendaciones. La primera llega con el premio aún calentito a la mejor dirección en el Festival de Venecia. Hablamos de “La Región Salvaje”, del mexicano Amat Escalante, de quien ya vimos hace tres años la incomodísima e irregular “Heli” y que, con esta nueva obra, una especie de horror movie trágica y trascendental, promete causar tanto o más revuelo que con aquella. La segunda recomendación es “La Idea De Un Lago” de Milagros Mumenthaler, que viene avalada por una recepción entusiasta en Locarno y que se centra en la cuestión emocional de una mujer embarazada y la relación con su entorno familiar. Por último, la chilena “El Cristo Ciego” de Christopher Murray, que se ha visto también en Venecia, nos trae una fábula que bebe de lo rural y de lo místico y que argumentalmente la acercan a las obsesiones de Bruno Dumont. Y todo lo que pueda recordar aunque sea remotamente a Dumont será bien recibido en esta casa.

 

No Hay Más Artículos