Se nos calan los huesos con este frío, y no se nos ocurre otra cosa que enseñaros las suculentas cositas que nos preparan para la Primavera. Pero no nos odiéis, es más triste de robar… ¿Qué le vamos a hacer si amanecemos con esta a-lu-ci-nan-te y nuevísimas colección de Onitsuka Tiger? ¿Nos lo callamos? ¿Esperamos a que os hayáis gastado todo el dinero destinado a vuestro fondo de armario en chucherías? No. Nos debemos a vosotros, lectores. Lo de vuestras carteras es otro cantar.

La nueva colección de Onitsuka Tiger se llama Aisen, y nos trae japanese spirit por un tubo, como ya es costumbre (y obligación en una marca nipona, claro). El nombre viene de la unión de dos conceptos (encima os damos clases de idiomas, no nos digáis): Ai, con el que denominan el color índigo, y Sen, que significa tinte. Una pista de por dónde van los tiros. La Aisen es una zapatilla 100% artesanal (también os recomendamos productos eco-friendly… y que esto no nos desgrave…), hecha de materiales naturales y tintada manualmente. Es esta importante circunstancia en su proceso de manufactura lo que le otorga ese pigmento tan único y que en los próximos meses será must total. Para entender mejor esta paja mental de tintes, zapatillas, y bioteconología, aquí tienes un vídeo que lo ilustra la mar de bien:

Onitsuka Tiger: Aisen Collection, Spring/Summer 2011 from Onitsuka Tiger on Vimeo.

La colección la componen tres modelos distintos, con la misma esencia pero diferente forma. Para que todos encuentren el más afín a su lado samurái: la OKATABI MT es un modelo basado en la clásica MARATHON TABI, el primer modelo para correr maratón de Onitsuka Tiger, de 1953. Ahí es nada. Tiene la peculiaridad de que presenta una separación del dedo pulgar del pie, como los calcetines tabi japoneses. Viene en algodón de primera calidad, con cordones encerados, suela de goma y una banda de piel en el lateral (y te regalan un par de calcetines tabi con la compra, mira qué majos).

También puedes optar por la LAY-UP 72, lanzada al mercado ése año. En ella se sustituyeron las clásicas rayas laterales por las letras Tiger (toda una declaración de intenciones). En la Aisen, sin embargo, el logo has sido bordado y está rematada con cordones encerados y anillas metálicas. Súper street style.

Y, finalmente, queda la MEXICO 66 DX, una reinterpretación de la más que clásica ya (clasicorra, vamos) MEXICO 66, que no renuncia a su forma estilizada y que, para la ocasión, ha sido bañada en índigo y la piel tratada al máximo para que reluzca como una pepita de oro.

No Hay Más Artículos