Puede que ya haga un par o tres (o más) de temparadas que la luz islandesa se apagó en el horizonte del hype musical mundial. El recuerdo es tan bueno, sin embargo, que en el caso de recuperar aquellas luces va a tener que ser de forma totalmente original. Y ahí queda precisamente Ólafur Arnalds, antiguo batería de una banda de hardcore que sorprendió a propios y extraños hace cuatro años cayendo sobre la escena de la música neoclásica sin ningún tipo de prejuicio: sus canciones parten de una base preeminentemente clásica, pero el artista no le hace ascos a las evoluciones de electrónica ambiental, a ráfagas de cortante guitarreo o a burbujeantes mareas de pop. ¿El único problema? Que todavía no había visitado España para desplegar sus exhuberantes composiciones de emoción musical destilada con alambiques relucientes. Por suerte, este único problema se soluciona en breve, ya que Ólafur Arnalds (acompañado de violinista y chelista) estará actuando el próximo domingo 11 de marzo en Barcelona (Sala Apolo, dentro del ciclo Caprichos de Apolo) y el lunes 12 en Madrid (Teatro Lara). No se nos ocurre mejor forma de hacer un breve pero valiosísimo paréntesis en la abrumadora realidad de hoy en día: Ólafur te dará espacio mental… e intensidad emocional. ¿Qué más se puede pedir?

No Hay Más Artículos