Está claro que “Ghost World” fue una de las obras fundamentales a la hora de establecer los cimientos necesarios para que el boom de la novela gráfica tuviera lugar… Pero eso cualquier excusa será siempre adecuada la hora de revisar este magnífico trabajo en el que Daniel Clowes consiguió realizar un desesperanzado y abúlico retrato de esa juventud que odia por sistema y que hace del esnobismo una peligrosa arma de antisocialidad. Según el propio autor, su intención era “estudiar las vidas de dos chicas que acaban de terminar el instituto desde el punto de vista privilegiado de un fisgón constante y (prácticamente) indetectable, con el desapego implacable de un científico que se enorgullece de los microbios de su probeta“. El éxito del experimento científico fue tal que los personajes de Enid y Rebecca consiguieron incrustarse en el imaginario colectivo de toda una generación. Pero como la obra de Clowes no entiende de generaciones, es más que pertinente la nueva edición especial de “Ghost World” que se han marcado los chicos de La Cúpula, donde además de la obra original también se incluye el guión de la película de Terry Zwigoff. Porque, a día de hoy, ¿alguien es capaz de separar película y cómic? ¿Hay algún valiente capaz de asegurar que, cuando cierra los ojos y piensa en Enid, no ve directamente la cara de Thora Birch?

No Hay Más Artículos