naming-skygaze

DEFINICIÓN DE DICCIONARIO. Traducido literalmente: ‘mirar hacia el cielo’. Vamos, vendría a ser el término opuesto a shoegaze, que significaría ‘mirar hacia los zapatos’. Los periodistas musicales nos relamemos del gusto con esta clase de etiquetas, cada cual más absurda y confusa; pero, en este caso, la aplicación de skygaze al tipo de sonidos que intenta categorizar está bien traída: son aquellos que, aun conservando las formas y la pátina melancólica de todas las ramificaciones del pop descritas con el sufijo ‘-gaze’, no pretenden que el receptor se abra en canal a través de canciones introspectivas y ensoñadoras, sino que buscan obligarle a que eleve la mirada para que lo deslumbre la luz del sol y, así, observar el mundo que lo rodea y sus desgracias con cierto optimismo y un poco de épica, si es necesario… Por eso, a veces, el skygaze se puede interpretar como un cajón de sastre en el que cabe de todo, desde piezas de pop guitarrero saltarín hasta himnos construidos sobre muros sónicos con efectos muy positivos sobre la salud emocional.

DEFINICIÓN DE LA CALLE. Si le comentas a alguien (que sepa por dónde van los tiros) que eres un fan devoto del skygaze, seguramente te tomará por otro melómano hiper-sensiblero que ahoga sus penas entre canciones pop cortavenas y letras más depresivas que las que se escuchan en las baladas de Maná. Nada de eso: dicho proceso de penitencia es el que siguen otros especímenes musicales como los folkies (que sólo piensan en sus ex) o los fieles del nuevo R&B (a los que les encanta colocarse el cilicio de vez en cuando). El apasionado del skygaze no es precisamente una persona alegre, pero al menos sabe que, en cuanto se sumerge en algunas de sus melodías, se siente con la capacidad de cambiar los designios del destino y del universo y de enfrentarse a lo que haga falta… aunque al final se dé cuenta de que cualquier coincidencia con la realidad es pura casualidad.

SINÓNIMOS. Gauze-pop, dream-pop terrenal, twee-pop evocador, épica pop imaginada desde el alféizar de una ventana…

pains

ARTISTAS DE REFERENCIA. Wild Nothing y Beach Fossils (más el 85% del roster de Captured Tracks), The Pains Of Being At Heart y Veronica Falls (más el 85% del roster de Slumberland), Mvnich y DESERT (por mencionar un par de nombres patrios), The High Wire (por meter algún grupo ninguneado)…

CANON. A los largo de los últimos años, gracias a la explosión del revival shoegaze y twee-pop, ha surgido una cantidad ingente de grupos que han ido moldeando el concepto de skygaze, hasta transformarlo en un ente con historia propia, en discos de todos los colores. De entre ellos destacarían el debut de The Pains Of Being Pure At Heart (“The Pains Of Being Pure At Heart” -Slumberland, 2009-), por haber colocado la primera piedra de lo que vendría más adelante; el ídem de Wild Nothing (“Gemini” -Captured Tracks, 2010-), símbolo de que el skygaze comenzaba a crecer; y el segundo y todavía caliente trabajo de Veronica Falls (Waiting For Something To Happen-Slumberland, 2013-), muestra de cómo una banda darks se pasa al lado luminoso de la vida.

No Hay Más Artículos