servando-nada-es-verdad

Este año 2014 viene marcado por dos celebraciones que, a priori, bien pueden parecer muy alejadas la una de la otra: por un lado, se cumplen cien años del nacimiento de William S. Burroughs, sin lugar a dudas uno de los escritores que más ayudaron (sin quererlo ni pretenderlo) a definir los parámetros de la postmodernidad literaria; pero también se cumplen veinte años de la muerte de Kurt Cobain, quien más que ayudar a definir ningún parámetro musical más bien fue el epítome de un nuevo modelo comercial basado en la actitud pretendidamente anti-comercial. Y aunque, como decíamos más arriba, a priori pueden parecer dos figuras alejadas la una de la otra, resulta que, tras la muerte del segundo, entre todos sus documentos se encontraron tres fotos en las que Burroughs y Cobain paseaban juntos, el uno al lado del otro. Esas fotos son la génesis de “Nada Es Verdad, Todo Está Permitido“, el nuevo libro de Servando Rocha que ahora publica Alpha Decay en nuestro país.

Pero es que “Nada Es Verdad, Todo Está Permitido” no es sólo el título de este libro, sino que también fueron (supuestamente) las últimas palabras de Hassan-i Sabbah, líder de la legendaria secta Los Asesinos. Estas palabras eran, además, el mantra personal de un Burroughs que las consideraba como una especie de contraseña mágica para acceder al conocimiento absoluto. Así que no es de extrañar que Rocha haya cogido este hechizo para estructurar una novela por la que circulan desde cantantes de blues como Leadbelly hasta ladrones como Jack Black, pasando por forajidos y predicadores de la más diversa calaña. Todo ello para explorar las fronteras entre arte y subversión, entre música y rebelión, que Servando Rocha lleva tanto tiempo explorando como miembro fundador de Colectivo de Trabajadores Culturales La Felguera. ¿Te atreves a introducirte en el culto cuyo canto es “Nada Es Verdad, Todo Está Permitido“?

No Hay Más Artículos

Send this to a friend