maribou-state

No sé qué les dan a los niños británicos para desayunar, pero allí tienen una cantera que empieza a mirar de tú a tú a los mayores a una edad muy precoz. Nombres como los ya consagrados Disclosure, Bondax o Maribou State son el relevo a una generación de la que ya han surgido estrellas como Joy Orbison o James Blake. Si por algo se caracteriza esta nueva hornada de productores es por una asombrosa capacidad para interiorizar corrientes y sonidos que beben de los 90 y aplicarles un filtro hecho a base de house con regusto a post-dubstep hasta crear un exquisito sello personal. Maribou State tienen una sensibilidad impropia para su edad: Chris Davids y Liam Ivory son sólo unos chavales, pero demuestran ir sobrados de criterio a la hora de mezclar su propias joyas con temas de Caribou, Medlar (otro nombre a tener muy en cuenta) junto a otros de Four Tet o Bonobo para estrenarse en un escenario tan exigente como lo es Boiler Room. Da gusto saber que el futuro de la música de calidad está en buenas manos.

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend