brain-and-beast

Brain & Beast son infalibles… pero hay a veces que simplemente lo petan. El desfile de presentación de su nueva colección “< MANIAC >” fue beyond petarlo.

 

Brain & Beast son infalibles, eso no lo duda nadie: siempre, absolutamente siempre, sorprenden al personal manteniendo un frágil equilibrio en el que convergen Eros y Tánatos, caos y orden, locura y sensatez, creación y destrucción. Suele definirse a la firma de Ángel Vilda, César Olivar y Verónica Raposo como puramente punk sin atender a que lo que realmente suele fascinar en esta firma es cómo cogen las entrañas de la lucha de (muchos) contrarios y las dejan al descubierto, a la vista de todo el mundo. Así las cosas, hay que reconocer que Brain & Beast son infalibles… pero que hay veces que, simple y llanamente, se salen. Lo petan. Díganlo ustedes como les dé la real gana.

Y lo cierto es que la presentación de su colección para el próximo otoño / invierno 2015-16 en el marco del 080 Barcelona Fashion se salió. Lo petó. Nos dejó a todos con un rictus de asombro y perplejidad en la cara… Y decir eso al respecto de una firma como Brain & Beast, que nos tiene acostumbrados al asombro y a la perplejidad, es cosa seria. Así por encima, y haciendo un resumen relámpago de lo impactante del desfile, encontramos un musicón dark percutiente, un vídeo de introducción y salida del desfile con Didi Maquiaveli en plena apoteosis estética, perros de diferentes tamaños y pelaje, niños dando sus pinitos sobre la pasarela, gemelos y todo un conjunto de accesorios que hicieron honor al título de la colección, la novena parte de los decálogos de Brain & Beast que ha sido titulada como “< MANIAC >” de forma nada gratuita.

Porque si de la colección en sí hablamos (y no de todo lo que la rodea), es necesario convenir que Brain & Beast han conseguido enfocar su habitual anarquía de conceptos, centrándose en un buen puñado de ellos y desarrollándolos de forma dulce y profunda: siguen dándole caña al ready-to-wear en forma de sudaderas y camisetas con alma de icono (y de iconoclastia), pero también a la deconstrucción de patrones clásicos para conseguir siluetas inauditas y chocantes. De hecho, sorprende en “< MANIAC >” la incorporación de patrones que remiten a lo victoriano, probablemente como homenaje a los relatos góticos que suelen perlar nuestra memoria colectiva en lo que a perturbación mental respecta. Predominaron los colores blancos y los hilos rojos cosiendo retales desparejados como heridas abiertas en la piel de la colección, escribiendo frases sobre las prendas e incluso colgando por doquier en una hipnotizante referenencia a la sangre que suele acompañar a la locura. Y, en conjunto, pudimos asistir a una nueva apoteosis de Brain & Beast. Miedo da pensar que su próxima colección cerrará los decálogos… ¿Qué estarán reservando para entonces?

 

Suscríbete

Suscríbete a nuestra Fantastic Newsletter

By checking this box, you confirm that you have read and are agreeing to our terms of use regarding the storage of the data submitted through this form.