abrahamsson-inconnu

La firma madrileña Abrahamsson vuelve con “Inconnu”, una colección de aires futuristas y conceptuales en la que de nuevo colabora el diseñador belga Tom Tosseyn.

 

Abrahamsson es una firma madrileña de ropa que pertenece a una nueva generación. Una nueva generación de diseñadores que dinamitan los preceptos habituales de las marcas de ropa y que manejan las redes sociales con la misma habilidad que la aguja y el lápiz. Abrahamsson son Patty Abrahamsson y Alfredo Santamaria, y ya os la presentamos en este artículo, cuando hablamos de ellos por primera vez.

Una de las características más relevantes de esta marca es que pasan totalmente del concepto “estación” o “colección de temporada”: ellos lanzan sus colecciones cuando les rota y cuando están listas, sin mirar ningún calendario preestablecido. Esa es una, otra es que esta libertad creativa también se extiende a sus diseños, que es imposible encajar en una tendencia u otra. Son deportivos, son europeos, son minimalistas, son divertidos, son serios, sin hiphoperos… Son todo esto y nada a la vez.

Con pocos meses de existencia, Abrahamsson ha conseguido crear un imaginario muy particular con esas colecciones que giran alrededor de un concepto. Si la primera vez que hablamos con ellos nos sorprendieron con su homenaje nada velado al New Beat y la explosión de la electrónica belga de los años 80 (con aquellos estampados que recogían todos los símbolos que colgaban de las chupas de los newbeaters de la época), en esta ocasión se ponen un poco más herméticos y nombran su nueva propuesta “Inconnu“.

Para ella, vuelven a contar con la colaboración del diseñador gráfico belga Tom Tosseyn, responsable precisamente de esos prints icónicos de su anterior colección que, de nuevo, no ha vuelto a reservarse ni una pizca de genialidad y la ha volcado en este proyecto. Los prints de Tosseyn vuelven a ser los protagonistas, pero ahora ilustran piezas más elaboradas y ambiciosas. “Inconnu” tiene un marcado aire futurista, apuesta por los volúmenes holgados y se la juega todo al impenitente blanco y negro. La colección fue fotografiada por Andrea Lazarov y Manuel Mourentan y pensada para ser estrenada en la cuenta de Instagram que se creó para ello. Guillermo Mendo, por su parte, realizó el vídeo de más arriba. Un concepto de colección al que la acepción “flash-forward” le queda como un guante. Cuidado con las nuevas generaciones porque, por suerte, vienen fuertes.

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend